Amor LGTB

9 Cosas que las parejas homosexuales felices nunca hacen

Lograr la felicidad en una relación requiere más que un pensamiento positivo; requiere un esfuerzo diario enfocado para poner en práctica los hábitos de relaciones saludables y esto no siempre es fácil pues hay ciertos comportamientos que llegan a sabotear las perspectivas de una pareja.

Por eso, este artículo menciona las 9 cosas que las parejas homosexuales felices nunca hacen para evitar lastimarse.

No se comparan con los demás
Las parejas homosexuales que son fuertes se aman como tal y como son. Se dan cuenta de que si comparan su relación con las de los demás se sentirán menos seguros.

No hablan mal de su pareja delante de sus amigos
Las parejas homosexuales felices saben que es inteligente no involucrar a otros en su relación. Se hablan directamente entre ellos cuando surge un problema. Está bien buscar consejos de vez en cuando, pero no lo tomes como una oportunidad para golpear a tu compañero dejándolo mal frente a los demás.

No juegan a la víctima
Las parejas homosexuales que son felices asumen la responsabilidad de sus sentimientos y el papel en la relación. Evitan culpar a los demás por sus problemas.

No critica
Las parejas que sobreviven a largo plazo buscan el bien mutuo. Eso no quiere decir que no discutan. Lo hacen; pero cuando están molestos, discuten sus problemas de una manera respetuosa. Las parejas homosexuales felices saben que la crítica tóxica erosiona la base de su relación y rompe el vínculo.

No descuidan las finanzas
Para mantenerse sólidas, las parejas saben que se debe evitar el estrés financiero en su relación. Se mantienen comunicados sobre su situación monetaria y no ocultan los hábitos de gasto. Si eres una pareja gay que no se siente cómoda hablando de finanzas, debes saber que eso es una bomba de tiempo.

No prueban su amor en Facebook
Las parejas felices que están realmente enamoradas no tienen nada que demostrar. Esto significa que no se dirigen a Facebook para compartir cada pequeño detalle sobre su vida amorosa. Si bien la fotografía ocasional está bien, las parejas reales no pegan las redes sociales con sus fotografías con el único propósito de obtener “Me gusta”.

No se aferran a los roles
Incluso si una pareja gay prefiere ciertos roles en el dormitorio, los dúos felices no son rígidos. Siguen siendo flexibles ante las nuevas posibilidades, incluso cuando no es su preferencia. Por lo tanto, si tu novio suele ser el mejor como activo, pero ocasionalmente quiere cambiar, debes estar abierto para al menos intentarlo.

No se entregan a la rutina
Las parejas estables enamoradas nutren su relación. Alientan nuevas formas de pasar el tiempo juntos mientras encuentran maneras de apoyarse mutuamente.

No intentan imitar a las relaciones heterosexuales
Las relaciones homosexuales son diferentes. Cada pareja es libre de explorar el modelo de relación que más le guste sin sentirse obligado a recrear la heteronormatividad; por eso temas como tener hijos es algo que deben convenir por decisión y no por obligación.

Juntándolo todo es claro que las relaciones llevan trabajo. Pero si tu objetivo es estar con alguien a largo plazo, los consejos mencionados anteriormente pueden ser útiles. La felicidad en el amor es un estado frágil que debemos esforzarnos en mantener pues ser feliz no es algo que suceda a través de la magia.

Deja un comentario