Compartir

Adele se hace un selfie con dos padres gays

La envidia de todos y cada uno de los fans de Adele en el mundo es un bebé llamado Jackson. Y lo es después de que él y sus padres fueran invitados por la cantante a subir al escenario en su concierto de Toronto (Canadá) el martes por la noche.

Tras conocer a los pequeños y a sus padres, Jon y Steve, la estrella británica decidió pasarle el micrófono a Jackson y hacerse un adorable selfie con toda la familia. Naturalmente, el momentazo volvió loca a todos los presentes en el público.

“¡La mejor noche de nuestras vidas!”, tuiteaba Steve, padre de Jackson.

Antes de despedir a la familia, que había acudido a Toronto desde Nueva York (a unos 800 kilómetros de distancia), Adele abrazó a cada uno de ellos y hasta firmó en los auriculares antiruido que llevaba el pequeño Jackson.

Aunque es habitual que la intérprete de Hello o Rolling in the deep suba a gente al escenario y se haga fotos con ellos, hasta el momento nunca había tenido junto a ella a una pareja gay con su hijo. De hecho, les pidió su teléfono para que pudieran conservar el recuerdo.

Deja un comentario