Zona Trans

Argentina: Conceden adopción plena de dos niños a una persona trans

Tengo hambre, mami, ¿puedo sacar un caramelo de la despensa?, le dice la nena de 10 años, recién llegada de la escuela. María Belén Ochoa (44) le responde que no, “porque ya están listas las milanesas¨. Su hermano también acaba de arribar del colegio donde cursa el primer año. Después de que Belén despacha unas verduras, cierra el negocio, y comparten el almuerzo y la novela.

A los niños los tiene a su cuidado desde el año 2006, en el 2010 le dieron la guarda y ahora la adopción plena. Belén es una transexual argentina que cuidaba a un niño de 2 años. Un día también le dejaron a la hermanita, con apenas 16 días. Como tenía fiebre alta, Belén pidió permiso del padre y la llevó al dispensario, donde advirtieron que tenía neumonía y desnutrición. Una médica dio intervención a la Justicia por la situación de abandono de los hermanitos. Enseguida, los vecinos juntaron firmas para que los cuidara Belén.

En 2010, el juez de Río Cuarto, José Varela Geuna, le otorgó a Belén la guarda provisoria de los niños, exponiendo que “sufrían un maltrato constatado realmente terrible, abandono, desamparo y una desaprensión total de su mamá y su papá que eran vecinos”.

Fue el primer caso en el país argentino en que una persona transexual quedaba a cargo de dos hermanitos pequeños.

“Se le otorgó porque había un vínculo preexistente muy intenso. El prejuzgamiento por el tema íntimo de su sexualidad me parece una aberración, tuvimos en cuenta cómo es como persona”, argumentó en su momento el juez.

Belén continuó desde entonces a cargo de los niños. Hoy, recuerda que los momentos más difíciles fueron cuando tuvo que operar al varón, tres veces, para hacerle una cirugía reconstructiva de una mano “porque lo habían quemado cuando era bebé”.

Finalmente, hace un par de meses, Belén fue notificada de que la jueza civil Fernanda Betancourt le concedió la adopción plena de los hermanitos.

El dato se conoció ahora y la familia ha vuelto a ser noticia.

Deja un comentario