Compartir

Ashley Ryder, revela lo que realmente es trabajar en la industria del cine para adultos

Ashley Ryder ha aparecido en un nuevo capítulo del programa informativo The Sex Business, del canal Channel 5, donde expone su vida profesional relatando la realidad de las personas que se dedican a usar sus cuerpos en videos pornográficos gays con fines profesionales.

El programa ha presentado un especial sobre esos hombres dedicados a trabajos sexuales como actores, acompañantes y prostitución en general, abordó la faceta del negocio del cine adulto para demostrar su realidad.

En el episodio del lunes, Ryder, un veterano del porno quien ha ejercido durante 15 años la actividad, explica cómo ama su trabajo, además, disipó el mito de que las personas que trabajan en la pornografía están dañadas de alguna manera, negando la creencia de que tal vez están en eso porque tuvieron una infancia desagradable.

“Creo que [la gente] piensa que trabajar en la industria del porno es un poco sórdido, un poco sucio, y las personas se aprovecha de ti. Pero, ¿no es lo mismo en todas las empresas?”.

Ryder explicó que no está en esta profesión porque le haga falta dinero, ni mucho menos ingresó a esta actividad por lo mismo. Su caso fue por pura pasión. Ama este tipo de trabajo. El actor durante el programa emitido mostró que su pasión por el sexo es muy grande, por lo tanto, lo quiso aprovechar para que otros hombres vieran su potencial. Ryder en el programa habló sobre el placer que siente por el fisting, además, dejó que grabaran la colección de juguetes sexuales que tiene, para evidenciar que nadie lo obliga a “meterme un puño en el trasero”, porque él mismo es quien lo propone.

En medio del programa el británico habla sobre si es placentero o no grabar las escenas. El hombre dice que filmar porno no es tan glamoroso como parece, objetando que el placer es una cosa que se disfruta, pero hay muchos momentos donde las cosas no salen como lo tiene planeado el productor y toca repetir una y tantas veces como sea necesaria hasta obtener el producto final, haciendo que momentos como este se vuelvan tediosos y desgastantes.

El actor confiesa que siempre buscó la manera de ingresar al porno, y finalmente lo logró a los 24 años, cuando dejó su trabajo por ingresar a la industria.

Deja un comentario