Compartir

Brasil: Dos adolescentes besandose desatan polemica en el pais

Ddos varones. Uno de trece, el otro de catorce. Son novios, con lo que esa palabra significa a esa edad, que no es lo mismo que a los dieciséis, a los veinte, a los treinta. Estaban felices, festejando el cumpleaños de uno de ellos. Están enamorados, con lo que el amor significa a esa edad. La torta de cumpleaños tenía una foto de la cantora y drag queen brasileña Pabllo Vittar. Se dieron un beso, como son los besos a esa edad. ¿Qué pensarías si alguien dijera que está mal, que es una barbaridad, una indecencia, una inmoralidad, que los padres deberían ir presos —sí, presos— por permitirlo?

Fue lo que pasó a fines del mes pasado en Brasil. No debería haber sido nada más que un acontecimiento privado, familiar, pero el video del feliz cumpleaños, que alguno de los invitados a la fiesta filmó con su celular y subió a YouTube sin permiso de los chicos ni de sus familias, generó una disparatada polémica nacional.

Opinaron políticos, pastores, periodistas y miles de internautas, a los que ese beso —poco más que un “piquito”— les pareció casi pornográfico, como si se tratara de una escena de sexo explícito encima de la torta de cumpleaños, con penetración y sin preservativo. En las redes sociales, llegó a hablarse de “pedofilia”, como si no fuesen dos chicos de casi la misma edad, o como si hubiese ocurrido algo más que un simple beso en una fiesta de cumpleaños.

“Es la ideología de género”, dispararon políticos de ultraderecha, que usan esa expresión para referirse a todo lo que signifique no reprimir los sentimientos de niños y adolescentes homosexuales con la amenaza del fuego eterno del infierno.

La publicación del video en la página del diputado provincial Flavio Bolsonaro, hijo del precandidato presidencial Jair Bolsonaro —el ex-militar fascista que reivindica la dictadura militar y dedicó su voto en el parlamento a favor del impeachment al torturador de Dilma Rousseff— provocó una persecución virtual de sus seguidores contra los chicos y sus familiares, que recibieron decenas de mensajes de odio y amenazas de muerte por las redes sociales.

“Basura”, “maricón de mierda” y “merecés cobrar” decían algunos de los mensajes que recibieron. En un audio enviado por Whatsapp, un joven seguidor del diputado amenazaba a los chicos con “meterles bala” si no se “hacen hombres”. La mamá de uno de los chicos, asustada, hizo la denuncia policial. Su hijo había salido del armario a principios de noviembre y le presentó a su novio, y ella estuvo de acuerdo con que lo invitara a la fiesta.

Deja un comentario