Compartir

Brasil: Jair Bolsonaro “Hay que sacar a palos al gay que hay en tu hijo”

El ex militar ultraderechista Jair Bolsonaro será presidente de Brasil. Con un contundente 55% de los votos, el mayor país de Sudamérica da un peligroso volantazo a la derecha que hace temblar al mundo. Como Trump, Bolsonaro es uno de esos tipos que se jacta de “decir las cosas como son” aunque suenen políticamente incorrectas, razón por la que en su campaña electoral no ha escatimado en amenazas ni ha ocultado que añoraba la dictadura. Malos tiempos para la libertad y la diversidad.

Ya en 2011, cuando Bolsonaro todavía era diputado, advertía que su hijo jamás sería gay. Así es como se las gasta Bolsonaro con el colectivo LGTB.

Entre las lindezas del programa electoral de Bolsonaro se encuentra la xenofobia, la pena de muerte y una máxima muy clara y contundente: “Prefiero que mi hijo muriese a que fuera gay”. ¿Qué podemos esperar de Bolsonaro? El nuevo presidente de Brasil ha hecho uso de Facebook para comentar su victoria, en la que ya ha hablado de “cambiar el destino de Brasil”, prometiendo “dejar de coquetear con el socialismo, con el comunismo, el populismo o el extremismo de izquierda”, asegurando que la suya es “una misión De Dios” (sic).

Aun es pronto para saber medidas concretas, pero es momento para recordar aquella entrevista que con toda la frialdad e intencionalidad del mundo le realizase Ellen Page en su serie de documentales “Gaycation“, emitida en National Geographic.

La actriz canadiense le pregunta sin pelos en la lengua: “Leí una cita de usted que decía que las personas deben sacar a golpes al gay que hay en sus hijos. Yo soy gay y le pregunto: ¿Debí de ser golpeada de niña para que no fuera gay?”

Bolsonaro responde y sus palabras destilan homofobia, machismo y paternalismo en un vomitivo combinado:

“No voy a mirarla y pensar: Creo que es gay. Usted es linda. Si fuera un cadete de la academia militar y la viera en la calle, le silbaría”(…) Me llaman homófobo y se equivocan. Mi lucha siempre fue y será contra la distribución de material LGTBI+ en las escuelas para niños mayores de 6 años. Cuando era joven, había pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas y con las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales.(…) Cuando un hijo es muy violento, si usted lo corrige, dejará de ser violento. Si los alienta siendo niños diciendo que esto y aquello es normal, sea cual sea la normalidad, el niño hará eso”

Deja un comentario