Compartir

Bud Sex: sexo entre hombres que no son homosexuales sólo por placer

Aunque para muchos tan sólo el hecho de pensar en sexo entre hombres, de inmediato les hace creer que necesariamente son homosexuales ¡no hay mentira más enorme! Y no es que tenga algo de malo, pues las preferencias sexuales de cada persona han de respetarse, mas no de confundirse.

Sin ser gays o bisexuales existen hombres que practican sexo entre sí tan sólo por el mero afán de disfrutar del placer de una manera diferente, en la que su objetivo es saciar sus encuentros sexuales sin compromisos y sin perder su identidad sexual.

Lejos de lo que pueda parecer, y a pesar de alternar a lo largo de su vida encuentros heterosexuales rutinarios con sus parejas con el Bud Sex, aquellos hombres que lo practican no suelen sufrir ninguna crisis de identidad sexual a lo largo de su vida debido a cinco factores que, para ellos, les diferencian claramente de los puramente homosexuales y que se también recogían en el citado estudio:

1º Ven el Bud sex como un entretenimiento, una diversión o un pasatiempo. Los asistentes a estos encuentros no buscan relación personal alguna con la otra parte, ni cariño esporádico, ni una persona con la que compartir una charla de bar.

2º Relacionado con el primero, el segundo punto aboga porque en sus gélidos encuentros no hay más deseo que el de saciar el apetito sexual evitando besos, gestos cariñosos y hasta mirarse a los ojos, alejándose de cualquier posible connotación emocional.

3º Aún formando parte de sus vidas, estos acercamientos no se producen con una regularidad meridianamente pautada. No tienen por qué ser diarios, ni semanales, si no cuando vuelve el deseo irrefrenable de volver a practicarlo e independientemente de quién sea la pareja de baile.

4 Muchas de estas relaciones se desencadenan justo después de una fuerte discusión con sus parejas o cuando los implicados se encuentran bajo los efectos del alcohol y otras drogas.

5º Hace referencia al intercambio económico que se produce en muchos de los Bud Sex meetings subrayando la ausencia de cualquier ápice de romanticismo en este tipo de desahogos ocasionales. Es un aquí te pillo, aquí te mato, sin cruce de palabras ni miradas.

Deja un comentario