Compartir

Canada: Marinero acusado de agresión sexual a compañero mientras dormía

“No me aprovecharía de nadie mientras duerme”, con esas palabras un marinero de la armada canadiense se ha defendido, objetando que lo ocurrido en altamar fue un acto absolutamente querido tanto por él, como también del compañero con quien tuvo relaciones sexuales y que hoy lo tiene demandado.

Durante una noche de noviembre en 2015, un tripulante de la Marina de Canadá despertó de su sueño y para su sorpresa ve al capitán Seaman Daniel Cooper con la cabeza postrada en su área pélvica, realizándole sexo oral.

En marzo de 2016 inició la investigación de lo sucedido, ante una demanda instaurada por la supuesta víctima del abuso sexual. Para ese momento el capitán Cooper fue interrogado por la policía militar, omitiendo supuestamente la confesión real, porque según su criterio, se sentía mal hablando con gente extraña sobre ese encuentro homosexual.

Ahora, ante el tribunal militar de Halifax, Seaman Daniel Cooper expresa que “no es algo fácil de hablar, entrar en los detalles de un acto homosexual con personas que no son homosexuales”. Desde entonces, ha confirmado que tuvieron relaciones sexuales, pero insiste en que fue un acto de consenso.

Cooper testificó que él y el otro marinero regresaron a sus aposentos después de una noche de bebida notando que el otro hombre estaba excitado. Luego, según los informes, le preguntó si quería tener relaciones sexuales y el otro hombre le dijo estar de acuerdo en tener ambos actividad íntima. Cooper le dijo a la corte que siguió al hombre hasta su litera, le preguntó nuevamente si quería intimidad, y acto seguido le practicó sexo oral.

La contraparte del caso ha argumentó que lo expresado por Cooper ante el tribunal fue “inventado”, diciendo que se metió en la litera del otro hombre sin preguntar y le practicó sexo oral mientras que la presunta víctima estaba, “por momentos”, inconsciente.

“No hice eso”, dijo. “No me aprovecharía deliberadamente de alguien mientras duerme”.

Respuesta a ello Cooper dice que, aunque omitió la verdadera historia ante la policía militar en 2016, ahora que todo el mundo se ha enterado de su historia, no tiene miedo en decir la verdad, sosteniendo que lo hecho esa madrugada del 10 de noviembre tuvo consentimiento del hombre a quien le hizo el oral.

Deja un comentario