Compartir

Chile: El Pastor Soto obtuvo su merecido en el programa Síganme Los Buenos

Se acuerdan que les contamos del “Pastor Evangelista” chileno que pisoteó lo que él creía que era una bandera gay? Pues alguien por fin le dio su merecido y se le puso “al tú por tú”.

El conductor chileno Julio César Rodríguez invitó al “Pastor Soto” a su programa y básicamente, lo humilló y lo trató tan mal como él trata a la comunidad queer.

El “Pastor Soto” se la pasa ofendiendo a cualquiera que se cruza en su camino y lo excusa siempre diciendo cosas como “con respeto” después de insultar. Irónicamente, Julio César usó sus mismas tácticas en contra de él.

Cuestionó al “Pastor” sobre sus ofensivas acciones y hasta le dijo: “Yo siento que usted queda como payaso, con respeto. Como payaso, como hueón, como tonto, como ignorante. Como que la gente lo ve así como un imbécil, Pastor. Con respeto, ¿verdad? Con respeto.”

Luego, al “Pastor Soto” se le ocurrió sacar una bandera apoyando a un político chileno ultra conservador. Mala idea. Como pistotea banderas, el conductor de nuevo le dio una probadita de su propia medicina y se la quitó para sentarse en ella.

Visiblemente incómodo, el “Pastor Soto” se mantuvo súper a la defensiva todo el tiempo. ¿Acaso no le gustó que lo trataran como él trata a los demás?

A partir de todo esto, diversos medios chilenos han consultado a psicólogos e incluso a otros evangelistas.

No resulta sorprendente que los psicólogos aseguren que Soto tiene un desorden de personalidad severo. Por su parte, los evangelistas lo desconocen y dicen que él no es parte de su Iglesia Evangélica.

Deja un comentario