Compartir

¿Conoces los 5 mayores peligros del sexo anal?

A ello se ha puesto la revista Men’s Health con su guía ‘El ABC del sexo anal’ en la que trata de sintetizar en unos puntos muy sencillos tanto los peligros como los mitos de una práctica cuyo crecimiento ha sido exponencial durante las últimas décadas, como las claves para poder realizarlo de la manera más correcta posible.

1. Preparación psicológica.

Lo lógico, todo hablado, cómodo, cómplice y sin ningún tipo de presión añadida o forzar la penetración aunque uno de los dos no esté del todo preparado.

2. Preparación física.

Además de condones y lubricantes, nunca descartes el uso de enemas, para ayudar a que esa zona esté lo más limpia posible, lo que evitará posibles infecciones o situaciones algo incómodas. Y claro, pasar de ciertos alimentos como lácteos ese mismo día que te puedan llevar a una sorpresa desagradable.

3. Ejecución.

De igual manera, para una persona primeriza es importante que en la primera ocasión se realice con calma y sin sobresaltos, dejando que las paredes del ano se adapten al pene correctamente y que la persona que recibe pueda sentir el placer que la presión sobre la pared interior le produce. Todo juego previo con la lengua o un dedo es, naturalmente, muy recomendable y de enorme ayuda.

4. Finalización.

Una vez acabado el acto, es importante tener la certeza de que ha sido placentero para ambos. Y, por supuesto, realizar una buena limpieza del pene y el recto, para eliminar el lubricante y cualquier posible resto que siempre se haya podido quedar.

5. Conclusiones.

Con la cabeza fría y una buena rutina, puedes evitar clásicos peligros del sexo anal, como:

Luxaciones

Desgarros

Lesiones inguinales

Infecciones

Y, sobre todo, pequeños traumas que puedan trastocar experiencias posteriores.

Deja un comentario