Compartir

Damaged Goods, una serie web que retrata lo fucked up que es vivir en nuestra época.

El cineasta originario de Chicago, Vincent Martell, realizó una nueva serie web de seis capítulos, en donde presenta su propia versión actualizada de la exitosa serie británica Skins, pero con gente de color: Damaged Goods.

Un grupo de jóvenes de color viviendo en Chicago luchan por encontrarse a sí mismos mientras navegan en un mundo de caos e incertidumbre. Sanazi, Ezra, Marlo y Caleb, son amigos y roommates, cada uno lidiando con las problemáticas modernas: sexualidad, racismo, los altos costos de la renta, drogas, redes sociales, acoso, etc., etc.

Martell busca representar de manera auténtica lo que es ser un hombre gay de raza negra, ya que según él, todas las representaciones hechas hasta ahora, son basadas en hombres de raza blanca.

El director buscó recrear incluso escenas de sexo gay, lo más edgy, crudas y reales posibles, el uso de drogas será representado lo más auténticamente posible y creará situaciones lo más cercano a la realidad.

Fue en el 2007 cuando Skins capturó a una generación de adolescentes, mostrando lo complicado y hasta a veces fucked up, que fueron las experiencias de crecer en la década del 2000, y a pesar de que contaba con personajes de color, las historias centrales, no se basaban en ellos.

Deja un comentario