Compartir

¿Es más fácil para los hombres Gay ser amigos de sus ex?

Entre las muchas cosas que nos trajo la nueva temporada de Will & Grace estuvieran las risas y algunas preguntas existenciales, como por ejemplo: ¿es más fácil para los hombres Gay ser amigos de sus ex?

Por supuesto, algunas relaciones terminan en formar que es imposible establecer una amistad, sin embargo, después de escuchar esta declaración por parte de Grace y la corta explicación de Jack, debemos decir que puede que haya algunas razones para que esto sea realidad y Jeremy Helligar de Queerty nos quiere ayudar a entenderlas.

Primero, veamos la escena de la cual hablamos, es del capítulo “The Wedding”.

Jeremy Helligar ha seleccionado cinco aspectos o hechos que pueden hacer de esta aseveración una realidad y a iniciado en retomar la idea principal de Jack, aquí sus explicaciones y en negritas nuestra propia opinión.

LOS HOMBRES Y LAS MUJERES NOS ENAMORAMOS DE MANERA DIFERENTE
Como Jack señaló en respuesta al comentario de Grace: “El romance es diferente para nosotros. Una cita entre personas heterosexuales a veces conduce al sexo, y el sexo entre personas homosexuales a veces conduce a una cita.” Las mujeres, por supuesto, son la clave de esa diferencia. Si los hombres heterosexuales pudieran salirse con la suya, la mayoría de ellos probablemente también comenzaría con el sexo.

Ser amigos con derecho o follamigos es más fácil para los hombres porque somos mejores al separar las conexiones físicas y emocionales. Las mujeres tienen menos probabilidades de separar la iglesia y el estado y es más probable que no vean esos limites y vayan por una relación tradicional.

Separar estas conexiones es lo que puede provocar que en algunas ocasiones el que termines una relación amorosa no signifique que termines una relación sexual, lo cual extiende la convivencia a “un amigo con el cual sé que el sexo es bueno”.

MUCHAS MUJERES AMAN EL “CERRAR CICLOS”
Nunca he sido una persona que “cierre ciclos”, pero puedo ser una reina del drama al final de un romance. Eliminaré correos electrónicos, fotos y números de teléfono, casi todo menos ponerlo en una canción de odio, estilo Taylor Swift, en un intento de expulsar a un ex de mi vida.

El “cierre de ciclos”, sin embargo, parece ser más un requisito femenino que uno masculino. No me sorprendería si una mujer despechada lo inventara como un mecanismo para seguir adelante mientras escuchaba a Gloria Gaynor cantando “I Will Survive” repetidamente. Una vez que llega, si se produce, el “cierre” puede ser muy definitivo.

Mientras más definitivo sea ese “cierre” más difícil sería el ser amigo de un ex y si los hombres Gay no tenemos un cierre tan “apropiado” podemos empezar a ver a nuestro ex como alguien que nos dejo buenos momentos y que posiblemente no sería tan malo tenerlo cerca.

LA AMISTAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES PUEDE SER MÁS PLATÓNICA
Eso no quiere decir que los hombres y mujeres heterosexuales no puedan ser amigos. Lo he visto suceder, incluso con exes directos. Pero cuando sucede, es probable que las cosas cambien una vez que uno o ambos se involucren con otras personas.

Puede que este sea la diferencia que más puntos le dé a la opinión de Grace, la amistad entre hombres y mujeres heterosexuales puede ser más complicada respecto a la que existe entre hombres Gay, así que para muchos de nosotros resulta más sencillo el mantener a un ex como amigo.

LA COMUNIDAD GAY ES MÁS PEQUEÑA Y ES MÁS PROBABLE QUE LOS CAMINOS SE CRUCEN
Las personas heterosexuales disfrutan de un mercado tan masivo que les resulta más fácil pretender que sus ex no existen después de una ruptura, especialmente en las grandes ciudades. Es muy probable que nunca vuelvan a verlos, a menos que estén deslizando hacia la izquierda en Tinder.

La comunidad gay es considerablemente más pequeña, por lo que es muy posible que los ex se encuentren el fin de semana después de que se separen, o en el gimnasio al día siguiente. Es más difícil pretender que alguien ha caído de la faz de la tierra cuando te encuentras con él.

Esta es otra gran verdad, la comunidad Gay es simplemente más pequeña que la comunidad hetero y, aunque no todos los Gay nos conocemos entre sí, en ciudades y pueblos pequeños es probable que no nos tome más de dos o tres saltos de amigos para coincidir de nuevo con nuestro ex.

LAS RELACIONES GAY SIMPLEMENTE TERMINAN MÁS REGULARMENTE COMO AMIGOS
Para cuando muchas parejas homosexuales alcanzan un cierto punto de longevidad, se vuelven más amigos que amantes apasionados, al menos eso es lo que siempre me dicen las parejas de toda la vida. Esto también ocurre con parejas heterosexuales, pero es más probable que se aferren al modelo tradicional de la monogamia. (y el eliminar el sexo de la vida no funciona bien para muchas parejas)

Tengo más dificultades para entender las relaciones, pero puedo ver el beneficio de ellas. En ausencia de celos sexuales, las parejas en relaciones abiertas pueden forjar más fácilmente amistades que son tan incondicionales como el amor más platónico.

Siguiendo esta lógica, es más probable para una pareja Gay terminar como amigos si desde antes ya eran verdaderos amigos.

Por supuesto las opiniones y explicaciones de Jeremy Helligar no tratan de crear una ley universal, todas las relaciones son diferentes a su manera y el ser o no amigo de tu ex depende más del motivo de la separación y la madurez de los involucrados.

Sin embargo, algunos estudios ya han demostrado que los hombres Gay somos quienes más probabilidades tenemos de volver con un ex, así que puede que estas explicaciones nos ayuden a entender la razón de estas “extrañas” decisiones.

¿Ustedes que opinan?, ¿es más fácil para los hombres Gay ser amigos de sus ex?, ¿a ustedes les ha pasado?

Deja un comentario