Compartir

Estudio afirma que los gays “se hacen, no nacen” pero no lo comprueba

Un reciente informe publicado en la revista científica ‘The New Atlantis’ afirma que la comunidad LGBTI no nace, sino que se hace. Sin embargo, defiende la postura sobre que la orientación sexual no es una elección.

Desde su publicación, diversos medios de comunicación se han dedicado a compartir la noticia mostrando únicamente la primera parte del artículo, repitiendo una y otra vez que ‘los gays no nacen, se hacen’, aún cuando las premisas del texto no concuerdan con su conclusión.

El artículo fue escrito por los doctores Lawrence S. Mayer, epidemiólogo entrenado en psiquiatría y Paul R. McHugh, considerado el psiquiatra estadounidense más importante del último medio siglo.

Los investigadores exponen que las diferencias en las estructuras cerebrales de los heterosexuales y homosexuales no tienen por qué ser innatas, sino que se derivan de los factores ambientales y psicológicos.

Del mismo modo, abogan por la “prudencia” a la hora de recurrir a tratamientos médicos drásticos para realizar cirugías de reasignación de sexo, especialmente en menores de edad, debido a que “existe escasa evidencia científica sobre el valor terapéutico de esas intervenciones”.

Su objetivo, advierten, es atraer la atención sobre los problemas mentales a los que se enfrenta la comunidad LGBTI, por lo que una de sus premisas es que la población transexual es un 41 por ciento más propensa al suicidio.

El suicidio, explican, es consecuencia del estrés y la discriminación social que sufren. Esto, empero, no fundamenta su teoría, sino que revela un aspecto fundamental en materia de intolerancia.

Habrá que contrarrestar el informe con la investigación de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en la que comprueban que la región Xq28 del cromosoma X masculino y otra parte del cromosoma 8 en los hombres afectan a la orientación sexual.

Deja un comentario