Compartir

Estudio explica por qué los gays y bisexuales duermen peor

Durante 2 años, el Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos ha llevado una enorme encuesta con más de 100.000 hombres y mujeres para recabar información sobre los problemas con el sueño que vive la sociedad de hoy en día. De ese enorme estudio, la parte que nos toca al colectivo LGBT no es muy esperanzadora: nuestra calidad de sueño es muy baja.

Dentro del propio colectivo también hay distinciones: por ejemplo los hombres gays tienen más problemas a la hora de conciliar el sueño, mientras que las mujeres lesbianas suelen tener más problemas durante el propio sueño, despertándose muy a menudo.

Las mujeres bisexuales son las que peor lo pasan, ya que tienen tanto problemas para quedarse como para mantenerse dormidas y, en consecuencia, se levantan con una sensación de no haber descansado.

Las conclusiones a las que llegan no pueden dar unas razones definitivas sobre por qué los gays, lesbianas y bisexuales lo pasan peor durmiendo que los heterosexuales, pero ahí entra la lógica y la historia para entender que cualquier colectivo que se siente sometido a presiones sociales ve como todo esto pesa al final del día, cuando e tienen que ir a dormir.

La sensación que muchos gays y lesbianas han vivido y siguen viviendo de miedo a salir del armario, al qué dirán o a los juicios de valor que los heterosexuales no tienen que vivir generan una ansiedad totalmente innecesaria. Por esa razón, y por muchas otras, hemos de terminar con la homofobia y la propia homosexualidad o bisexualidad ha de dejar de ser algo tan importante para convertirse en una característica más de las personas. Por lo tanto, ya tenemos otro motivo para demostrar que esta lucha tiene mucho sentido.

Deja un comentario