Compartir

Gus Kenworthy hace historia con un romántico beso en las Olimpiadas

Gus Kenworthy es uno de los atletas LGBT de los que estamos más pendientes en estas Olimpiadas de Invierno y justo en su competencia final, el medallista olímpico se robó los titulares al compartir un romántico beso con su novio sin saber que estaban siendo grabados.

Todo sucedió minutos antes de su competencia final, Gus se acercó a su novio Matthew Wilkas y este le dio un beso de buena suerte. Lo que no sabían es que las cámaras de la NBC los estaban grabando y, al ser este el mayor expositor de las Olimpiadas, su romántico momento se transmitió en vivo a lo largo del mundo… incluidos los países más homófobos que puedan pensar, y si, eso incluye Rusia.

De hecho, la pareja no se dio cuenta del pequeño alboroto que habían causado y no fue hasta terminar la final, de la cual lamentablemente Gus Kenworthy no salió bien parado, que supieron la reacción que su beso había provocado.

Matthew Wilkas, quien es un actor que pronto veremos en el reboot de Boy Culture, bromeó despues sobre esto y dijo: “Eso fue solo un beso pequeño… Deberíamos haber hecho mucha más frente a la gente”, sin embargo luego se puso un poco más serie y comentó la importancia de ese momento: “Es inusual, ¿verdad? … Me imagino que sería un gran momento para un joven gay ver a un atleta increíble tan abierto y orgulloso de sí mismo y sin importarle lo que piensen de él, de su sexualidad”.

Por su parte Gus Kenworthy también comento el que pueda ser el beso Gay más visto de la historia y dijo a la NBC: “Poder hacer eso, darle un beso, transmitir ese cariño al mundo, es increíble… La única forma de cambiar realmente las percepciones, derribar las barreras, romper la homofobia, es a través de la visibilidad. Eso definitivamente no es algo que tuve cuando era niño. Nunca vi a un atleta gay besando a su novio en los Juegos Olímpicos. Creo que si lo hubiera hecho, todo me hubiera sido más fácil”.

Deja un comentario