Compartir

Indonesia: Arrestan a 141 Hombres en Sauna Gay

la policía de Indonesia allanó el sauna y gimnasio Atlantis en Jakarta, un negocio frecuentado por cientos de hombres gay, y arrestó a 141 hombres. Un portavoz de la policía acusó a los hombres de violar las leyes de pornografía en Indonesia y de dirigir un negocio de prostitución gay. Una organización local de derechos LGBTQ alega que la policía violó los derechos de los hombres al publicar más tarde fotos de desnudos y detalles de los hombres a través de las redes sociales.

La Coalición de Abogacía por la Violencia Contra el Género y los Grupos de Minorías Sexuales alega que la policía arrestó a los hombres, confiscó sus pertenencias, los interrogó y obligó a los hombres a desnudarse para obtener fotografías que luego fueron distribuidas en línea junto con otra información privada de los detenidos.

En un comunicado, la Coalición de Abogacía dijo: “Ellos fueron tratados ilegalmente por la policía local fotografiándolos desnudos y luego difundiéndolas hasta el punto de la viralidad, ya sea por mensajes, redes sociales o por medios de comunicación. Encontramos estos actos ilegales e inhumanos”.

De acuerdo a Reuters, “estas detenciones vienen después de una situación similar a principios de este mes en la segunda ciudad más grande de Indonesia, Surabaya, donde los funcionarios publicaron los resultados de las pruebas de VIH de varios hombres supuestamente homosexuales”.

También viene después de los reportes de “caning” (acto de apalear como castigo) público de dos hombres presuntamente fotografiados por vecinos que irrumpieron en su casa para captarlos teniendo relaciones sexuales. El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional ha pedido al gobierno no “golpear a palazos” a estos hombres, llamándolo una forma de tortura.

Indonesia está llevando a cabo una represión continua contra los ciudadanos LGBTQ. Aunque la nación no penaliza las relaciones sexuales del mismo sexo, el país se ha vuelto cada vez más anti-LGBTQ.

Alrededor del 93 por ciento de la población se opone a la homosexualidad, la asociación nacional de psiquiatras considera la identidad LGBTQ como un trastorno mental y los líderes del país han comenzado a aprobar leyes que prohíben a las empresas contratar a personas LGBTQ forzándolas a entrar en “terapias de conversión” para volverse heterosexuales.

Deja un comentario