Compartir

Inglaterra: Política dice que beber agua nos vuelve gays

Susan King, candidata liberal demócrata, sostiene que “el suministro de agua” está afectando la sexualidad de las personas.

Según recoge ‘Independent’, así respondió Susan King en una charla. Le habían preguntado sobre la negativa del líder de su partido, Tim Farron, a decir si el sexo gay es un pecado.

“Creo que las influencias ambientales están afectando a la reproducción. Toda la polución está teniendo un efecto en nuestro ADN y nuestra población está cambiando y evolucionando. Hay muchas hormonas feminizadoras en el ambiente y eso es algo a tener en cuenta. Está afectando básicamente a la sexualidad de las personas. Las personas tienen la libertad de interpretar cómo quieren vivir… Los ftlataos, productos químicos que se usan para hacer plásticos, los juguetes de los niños están afectados. Todo lo que llega al medio ambiente está interrumpiendo la forma en que la industrialización ha cambiado nuestras condiciones de vida. Hay residuos de todo tipo de hormonas feminizadoras en el suministro de agua que provienen de las farmacéuticas, etc. Y están afectando al género del pescado fresco”

Pues nada, que según ella, que es una experta medioambiental, hay muchas “hormonas feminizadoras” en el agua y esto nos está volviendo a todos gays. ¿También serán esas hormonas las que vuelven lesbianas a las mujeres?

Deja un comentario