Compartir

Inglaterra: Uno de cada cinco británicos no iría a una boda gay

Aunque ya ha llovido mucho desde que al reina Isabel II sancionara la ley que permitía a gays y lesbianas casarse en el Reino Unido, parece que hay un sector conservador que todavía se resiste a aceptar que dos hombres o dos mujeres puedan casarse. Y el porcentaje es realmente preocupante, porque según una encuesta que ha publicado la aseguradora Attitude asegura que uno de cada cinco británicos no iría a una boda gay.

Concretamente, el 21% de los ciudadanos británicos encuestados respondieron que nunca acudiría a un enlace entre dos personas del mismo sexo por estar en contra de que este tipo de uniones sean legales. Y me juego cualquier cosa a que estos británicos que se oponen a la igualdad, forman parte de los británicos que hace unos meses votaron por el Brexit en ese referéndum que sorprendió a medio Reino Unido y al resto de la Unión Europea.

Aún así, las cifras se tornan más preocupantes si tenemos en cuenta que otro 11% de los encuestados acudiría a la boda por educación, aunque no se sentirían a gusto por estar también en contra del matrimonio igualitario. Si desgranamos un poco más las cifras, la encuesta señala que el rechazo a acudir a una boda gay se dispara entre las personas de más de 65 años, con un porcentaje de rechazo que del 50%. Por suerte, y mirando a medio plazo, entre la gente joven, el nivel de rechazo es mínimo.

Deja un comentario