Espectaculos

Integrantes de Rammstein se besan en protesta a leyes homófobas de Rusia

En el concierto del 29 de julio, la banda hizo una de las declaraciones más fuertes contra la política rusa cuando Paul Landers y Richard Kruspe se besaron en el escenario. Esta no es la primera vez que los guitarristas de Rammstein se besan durante la canción Ausländer (“Extranjero”) pero sí es la primera vez que lo hacen en territorio ruso, donde es ilegal.

En Rusia desde 2013 es ilegal realizar “propaganda gay” y los extranjeros que se besen en público son sujetos a una multa de 5 mil rublos y detenidos durante 15 días. Esta ley se pasó con la intención de evitar que los niños y las niñas se ven expuestos a “conductas homosexuales” para así mantener los “valores de la familia tradicional”.

Aunque la homosexualidad no es directamente ilegal en Rusia, sí se vive un ambiente de represión para la comunidad LGBT. Apenas el 21 de julio fue asesinada Yelena Grigoryeva, una activista LGBT, después de que su nombre apareció en una página web que promovía la caza de miembros LGBT, actividad macabra basada en las películas de “El juego del miedo”.

Todavía en Chechenia (territorio militarizado por el gobierno ruso), la comunidad homosexual es constantemente aprehendida y golpeada. En 2017, docenas de homosexuales fueron detenidos. En enero de este año, la supuesta aprehensión de 40 personas (que dejó dos fallecidos) convirtió a Chechenia en una de las zonas más peligrosas para la comunidad LGBT.

Que el beso haya sucedido durante la canción Ausländer también funciona como crítica al país ruso, que trata a los ciudadanos homosexuales como extranjeros y los desconoce de la política pública.

Ver esta publicación en Instagram

Россия, мы любим тебя! Photos: @jenskochphoto

Una publicación compartida por Rammstein (@rammsteinofficial) el

Deja un comentario