Compartir

Irán: Vergonzosa ejecución de un hombre por ser gay

Las autoridades iraníes han seguido adelante con esta ejecución violando sus obligaciones en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que ratificó hace dos décadas, y a pesar de la enorme oposición pública e internacional, mostrando su desdén completo por los derechos humanos.

Alireza Tajiki es la cuarta persona ejecutada este año que era un niño en el momento de su arresto. Concretamente tenía 15 años. Esto a pesar de que en 2013 las autoridades iraníes introdujeron algunas reformas para torear las críticas de su horrendo historial de ejecuciones de delincuentes juveniles. Estas reformas incluyeron enmiendas al Código Penal Islámico de 2013 que otorgan a los jueces poderes discrecionales para reemplazar la pena de muerte con un castigo alternativo si determinan que la persona no había alcanzado la “madurez mental” en el momento del crimen.

Pero nada de esto ha servido para salvar la vida a Alireza Tajiki.

Irán es uno de los pocos Estados que todavía ejecutan a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad. Hasta agosto de 2017, Amnistía Internacional había identificado al menos a 89 personas condenadas a muerte que eran menores de 18 años cuando se cometió el delito.

Deja un comentario