Compartir

Italia: Médicos le sacaron del trasero a un hombre un consolador de 23 cm

¿Imagina tener que visitar a un doctor tras otro para ver quién puede extraer de tu trasero un consolador de 23 centímetros? Sería traumático y quizá la experiencia, probablemente te haga sentir humillado, ¿verdad?

Esto le paso a un paciente quien tras de ir de médico en médico, llegó a urgencias de un hospital presentando “dolor abdominal leve”, según como se puede leer en el acta de ingreso del ASST Great Metropolitan Hospital en Niguarda, Italia.

En este hospital encontró a un grupo de doctores que le solucionaron el problema. Pero, no fue algo sencillo.

El hombre de 31 años, como lo informa The Daily Mail, tuvo un enorme juguete sexual dentro de trasero por unas 24 horas, ningún médico que visitó con anterioridad al ASST Great Metropolitan se atrevió a sacar el dildo, pues no tenían la experiencia suficiente.

Al parecer, el hombre estaba jugando en solitario con su consolador de plástico y se aventuró un poco más. Sin poder hacer nada en su casa, decidió salir a buscar ayuda, y horas después de andar de un lugar a otro encontró un grupo de doctores quienes se las ingeniaron con una especie de lazo para poder extraer del interior del ano el juguete.

Al ingresar al hospital el hombre apenado indicó que presentaba un leve dolor abdominal, pero después de hacerle una radiografía los médicos encontraron que se trataba de un cuerpo “largo y de gran tamaño”, y fue entonces que decidió decir la verdad.

Uno de los médicos que intervino en la extracción del juguete cuenta a los medios que intentaron sacar el objeto de manera típica, usando un “dispositivo de agarre”, sin embargo, era difícil pues el consolador era muy “suave y de tamaño exagerado”.

El dispositivo de agarre era demasiado “flojo” o no tenían el rango para engancharse al consolador, escribieron los médicos en el informe del caso. Pero, después de tanto pensar, uno de ellos se la ingenió al inventar una nueva herramienta. Utilizaron un cable médico para engancharlo, creando una especie de “soga” o lazo, de esa forma lograron sacarlo.

El nuevo instrumento
Detalladamente los médicos enhebraron el cable y lo metieron por el ano a través de un tubo de catéter para crear una especie de “soga”. Finalmente, colocaron el lazo alrededor del consolador y lo ajustaron, pudieron extraer el juguete que en total estuvo por 24 horas en dicha parte del cuerpo.

“Nuestro nuevo dispositivo hecho a mano… nos permitió agarrar el cuerpo extraño”, escribió el Dr. Lorenzo Dioscoridi en el informe del caso.

“En nuestra opinión, esta nueva técnica es fácil y reproducible en la mayoría de las salas de endoscopia. Sugerimos que sea una opción válida para eliminar grandes cuerpos extraños del colon y el recto cuando fallan los dispositivos endoscópicos estándares”.

Dejar un Comentario