Compartir

La emotiva petición de una pareja de ancianos gays australianos

“Hemos sido ciudadanos de segunda clase durante los 50 años que llevamos juntos”, dice Peter. Él y su pareja, Bon, luchan desesperadamente en una carrera contra el tiempo para que el gobierno australiano legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo antes de que uno de ellos pierda su batalla contra el cáncer. Dicen los médicos que le queda poco tiempo para estar juntos porque a Bon le fue diagnosticado un cáncer a finales del año pasado, la esperanza de vida es de tan solo unos meses y su mayor deseo es poder casarse. Por eso, ha hecho una petición especial al Gobierno para que legalice la igualdad de matrimonio antes de que sea demasiado tarde.

La pareja grabó un emotivo vídeo para Australian Marriage Equality, una organización que lucha por la igualdad del matrimonio en Australia (con la que también colabora la cantante Kylie Minogue) en el que Bon cuenta cómo fue su historia de amor: “Cuando ví por primera vez a Peter, pensé: “¡Wow! Fue definitivamente amor a primera vista”, dice. En el vídeo protagonizado por la pareja se insta al pueblo australiano a escribir una carta a sus diputados locales en un intento de pedir que se legitimen las bodas para parejas del mismo

Peter-y-Bon-pareja-australiana-gay-que-pide-matrimonio

Peter y Bon fueron de los primeros australianos en ser abiertamente homosexuales en el país. Simplemente por existir se arriesgaron a ir a prisión pero, a pesar de todo, aparecieron en el programa de televisión Chequerboard de la ABC en 1972 que se tituló “This Just Happens to be Part of Me gay and lesbian” (“Esto pasa a ser solo parte de mí de gays y lesbianas”) hace 45 años, con la idea de que ser visibles y activos pudieran tener como efecto un cambio social. El vídeo de Equality incluye imágenes originales de su entrevista en la televisión hace más de cuatro décadas así como el relato de cómo fue su historia de amor.

Peter se emociona cada vez que piensa el largo recorrido que han hecho juntos y dice que “sería absolutamente maravilloso si pudiéramos decir un día que somos iguales”.

Si quieres ver el hermoso vídeo que demuestra que el amor no tiene miedo a ningún inconveniente, ni a los tabúes sociales, pincha sobre este enlace.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, prometió un plebiscito sobre el matrimonio que habría supuesto una donación de 7 millones de dólares a los grupos de campaña anti-LGBT. El plan de votación pública, que no habría tenido ninguna validez legal, fue muy polémico y no estuvo apoyado por ninguna de las partes de la campaña debido a los grandes gastos que suponía.

El país está ahora en medio de considerar una votación nacional sobre el tema. El primer ministro ha reafirmado su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo sin una votación pública previa y se ha negado a permitir una votación parlamentaria gratuita sobre el matrimonio igualitario. 20 altos cargos ejecutivos y CEOs de algunas de las compañías más grandes de Australia escribieron una carta a Turnbull instándole a permitir un voto libre del tema en el Parlamento.

Deja un comentario