Compartir

La realidad gay sudafricana en la pelicula The Wound

A pesar de que el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud eliminó de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad, muchos países aún se muestran sensibles en contra de la expresión afectivas de personas del mismo sexo.

The Wound, dirigida por el sudafricano John Trengove muestra el tabú de la homosexualidad en la comunidad negra del país y explora el ritual al que fue sometido en su día Nelson Mandela, y del que escribió con entusiasmo en su biografía, ‘Un largo camino hacia la libertad’. Tras el rito de circuncisión Ukwaluka, el carismático líder recordaba “caminar más recto aquel día, más alto, más firme. Estaba lleno de esperanza, y pensaba que un día tendría riqueza, propiedades y estatus”. John Tengrove ha decidido documentar esta tradición del paso masculino a la vida adulta, propio de la tribu Xhosa.

En The Wound, la homofobia, el rechazo y la violencia estalla ante adolescentes que no la saben asimilar ni comprender. Durante el filme, Xolani (Nakhane Touré), un adolescente que vive en la ciudad, tiene que regresar a su pueblo para realizar el rito que consiste en aislarse dos veces al año en el campo para ser circuncidado y convertirse en un hombre adulto. Durante unas semanas, cada joven cuenta con el consejo y ayuda de un hombre adulto, los Khankathas, que hacen oficio de padrinos. Así los personajes de esta cinta se pierden entre la montaña, con una tensión ascendente, sexual y amorosa. Xolani debe ocuparse de Kwanda (Niza Jay Ncoyini), el único del grupo que viene de una familia acomodada de Johannesburgo. Los demás son en su mayoría chicos del campo, y se burlan de Kwanda por ser de la ciudad y demasiado sensible. Kwanda, sin embargo, no tarda en descubrir que Xolani está enamorado de otro de los cuidadores, el duro y algo más viejo Vija (Bongile Mantsai).

La película estuvo seleccionada en la última edición de la Berlinale y supone el debut en el largometraje de Tengrove, después del éxito de su miniserie Hopeville, nominada a un Emmy. El drama gay sudafricano “The Wound”, de John Trengove, resultó el ganador de la Luna de Valencia al mejor largometraje en la 32 edición del festival español Cinema Jove, dotada con 40 000 euros. Se trata de una opera prima explora sobre el tabú de la homosexualidad en la comunidad negra, y su protagonista, el músico, novelista y activista pro derechos LGTB Nakhane Touré obtuvo además una mención como mejor actor.

Deja un comentario