Sexualidad

La Sexsomnia o sonambulismo sexual

La sexsomnia –sleep sex en inglés– es una parasomnia o trastorno del sueño que hace que una persona sea capaz de mantener relaciones sexuales mientras duerme, y que al despertar no recuerde absolutamente nada de su comportamiento.

Se trata de algo similar a lo que les ocurre a las personas sonámbulas, que se levantan de la cama, caminan, hablan, o realizan otro tipo de acciones durante el sueño, y tampoco son conscientes de sus actos, solo que en este caso el trastorno está relacionado con la actividad sexual del individuo mientras permanece dormido.

La sexsomnia es muy poco frecuente, pero real, y muchos de los afectados no llegan a consultar por vergüenza o temor a ser juzgados, o porque no entienden que es un problema médico. Los expertos estiman que el 10% de los adultos con parasomnia presentan esta conducta sexual atípica durante el sueño. Así, si tenemos en cuenta que solo alrededor del 1 o 2% de la población adulta sufre de parasomnia, veremos que es una afección muy rara.

¿Síntomas?
Masturbarse mientras se encuentra en la fase NREM. Intentar tener sexo con la persona que duerme. Tocar las partes íntimas de la persona con la que duerme. Decir frases sexuales típicas de los actos sexuales. Dar caricias. Frotarse con la persona que duerme. Gemir. Respiración profunda. Ritmo cardiaco acelerado. Eyaculación.

¿Qué desencadena la sexsomnia?
Con base a lo investigado, la sexsomnia es otra parasomnia la cual es causada por una interrupción mientras el cerebro se mueve entre los ciclos del sueño profundo, el cual es desencadenado por la falta de sueño, agotamiento, consumo de alcohol, drogas, ansiedad, estrés, trabajos por turnos, incluso compartir la cama con alguien.

¿Se puede curar?
Según los especialistas, lo importante es no avergonzarse de esta situación, la mente humana es un universo por descubrir y las enfermedades mentales pueden ser infinitas.

Por el momento, lo único aconsejable es regular las horas de sueño manteniendo una rutina u horario específico para dormir, manteniendo una buena alimentación, y evitar
comer o ingerir estimulantes antes de dormir.

Deja un comentario