Compartir

Las 15 mentiras destructivas que los gays nos contamos

Los gays a veces nos convencemos a nosotros mismos de ciertas cosas que no son reales y en el fondo lo sabemos. Nos referimos a esas afirmaciones categóricas que te fuerzas a creer y al final no te hacen ningún bien. Muchas de esas mentiras tienen su origen en la discriminación que hemos sufrido, problemas como la ansiedad o el simple hecho de no alcanzar lo que se supone que es la felicidad. Nadie tiene una vida perfecta, pero aun así puedes ser feliz, para lo cual te ayudará reconocer estas 15 mentiras gays que nos contamos a nosotros mismos.

1 Cuando tenga pareja seré feliz
No tienes por qué encontrar tu media naranja para sentirte completo. Tienes que centrarte en ser feliz con lo que tienes, porque si crees que la felicidad va a venir en forma de otra persona te darás cuenta de que no es así.

2  No estoy haciendo lo suficiente en mi vida
Déjate de comparaciones y empieza a valorar más lo que haces.

3 Soy un fracasado porque no soy rico
El objetivo de la vida no es ser rico. No necesitas ser millonario para ser feliz. De hecho muchos millonarios lo tienen aparentemente todo y no son para nada felices.

4 Si ligo con un chulazo significa que soy atractivo
Está claro que a todo el mundo le gusta ligar y le gusta gustar, pero tu vida no puede reducirse simplemente a eso. Si usas el sexo gay como medio para demostrarte a ti mismo que eres atractivo tienes un problema en tu interior.

5  Ya lo haré mañana
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Poner la excusa de dejarlo para el día siguiente es un clásico para justificarnos a nosotros mismos la vagancia. Deja de perder el tiempo y haz las cosas cuanto antes para liberarte de cargas.

6 Nadie me comprende
Todo el mundo ha pensado o dicho esto alguna vez, pero esta frase no sirve como excusa para aislarse y culpar al resto del mundo de las cosas que te ocurren.

7 No estoy suficientemente bueno
Nadie está suficientemente bueno, todo el mundo tiene complejos y se ve defectos, hasta los modelos más perfectos o esos actores porno gay con los que te masturbas. Tendemos a fijarnos en lo malo en vez de lo bueno y deberíamos ser más positivos.

8 Voy a estar siempre solo
Si lo dices tantas veces te lo acabarás creyendo y lo harás realidad. Con este pensamiento solo repelerás al amor.

9 Todo lo que me pasa es culpa de mis padres
De nuevo, no puedes culpar al resto del mundo del rumbo que lleva tu vida. Puede que tus padres no hayan sido perfectos, pero deja de vivir en el pasado. Solo tú puedes cambiar una situación que no te gusta.

10 No puedo confiar en mí mismo
Sí puedes. Eres más fuerte de lo que crees, así que deja de sabotearte a ti mismo y enfréntate con energía al futuro.

11  Si de verdad me quisiera haría esto
A una persona que te quiere no puedes ponerle condiciones de ningún tipo, porque con esa actitud solo lograrás decepcionarte a ti mismo. El amor es incondicional.

12 Mi amor tiene que ser perfecto
Otra de esas mentiras gays de los que creen que viven en una peli. ¡Nadie es perfecto! Ni tú ni ningún otro gay. No esperes encontrar al hombre perfecto, porque las expectativas poco realistas no son de ayuda.

13 No sé hacerlo
Quizás no sepas hacer algo, pero siempre estás a tiempo de aprender algo nuevo y desarrollar nuevas habilidades. No te rindas ni te pongas barreras a ti mismo.

14 No encajo
Todos hemos pensado esto alguna vez, todos creemos que somos diferentes, únicos y especiales. Y no es así, puedes encajar.

15 Si fuera hetero todo sería más fácil
La mentira gay más grande de la lista es una muestra de tu propia homofobia interiorizada. ¿Uno tiene que ser hetero para ser feliz? No es verdad, así que acéptate como eres y vive con alegría.

Deja un comentario