Compartir

Las costumbres homoeróticas del mundo, de la mano de Sir Richard Burton en ‘La zona sotádica’

Sir Richard F. Burton, famoso explorador, prototipo de virilidad y eminente orientalista, fue perseguido siempre, en la estricta sociedad victoriana en que vivió, por la fama de ser homosexual, algo que nunca pudo demostrarse. Había varias razones para ello, pero una de las principales fue este breve ensayo, que se incluyó en uno de los volúmenes de su traducción de Las mil y una noches.

En La Zona Sotádica, cuenta cómo a los 24 años y estando destinado como soldado en la India, le encomendaron que realizase un informe sobre una serie de prostíbulos de muchachos y eunucos que existían en Karachi. Ese es el punto de arranque de este libro, en el que Burton hace un fascinante recorrido, bajo un óptica antropológica e histórica, por las diferentes culturas que con mayor permisividad habían aceptado el amor entre hombres a lo largo de la historia, desde la Grecia Clásica a los indios tupis del Brasil. Era la primera vez que en lengua inglesa se abordaba este tema, sin tapujos y de manera concienzuda, lo que provocó el escándalo esperado.

Repleto de sabrosas y curiosas anécdotas, muchas de ellas salaces, y dando muestras de la sorprendente variedad y riqueza de sus conocimientos, Burton va desgranando los diferentes modos en que los hombres pertenecientes a culturas del pasado practicaban el amor homosexual, lo que hizo que en el momento de su publicación los gays de la época viesen en estas páginas una valiente y vigorosa defensa de su manera de ser.

Este ensayo de facilísima y amena lectura, considerado hoy como un audaz precursor en los estudios sobre historia de la homosexualidad, es lo único que nos ha llegado de su autor sobre el tema, pues el manuscrito de la gran obra sobre homosexualidad en el que se encontraba trabajando cuando murió, fue quemado, junto con sus cuadernos personales y sus diarios, por su abnegada y muy católica esposa.

Sir Richard F. Burton (1821-1890), fue aventurero, orientalista y escritor que llegó a dominar 29 lenguas diferentes. Fue uno de los más destacados exploradores ingleses y escribió más de cuarenta libros. Su falta de respeto por las convenciones sociales, su vida aventurera siempre rodeado de hombres y sus escritos en los que no fue capaz de ocultar su fascinación por los cuerpos viriles de los hombres exóticos, le granjearon la fama de homosexual oculto, algo que su celosa esposa se propuso enmendar mediante la quema de todos los papeles que pudiesen comprometer la imagen ideal que de su adorado esposo quería dejar para la posterioridad.

Deja un comentario