Compartir

Leonardo Da Vinci, un genio condenado debido a su homosexualidad

Las persecuciones a nuestra comunidad no son nuevas. De hecho, tienen siglos realizándose como una muestra más del odio del que están hechas algunas personas. Leonardo Da Vinci supo de esto. Pese a su enorme talento, el artista florentino fue discriminado al punto de sufrir acoso por parte de las autoridades italianas del siglo XV.

Mucho se ha escrito del talento de Leonardo Da Vinci, y mucho más también sobre su presunta homosexualidad. De hecho, el primero en abordar el tema fue Sigmund Freud, padre del psicoanálisis que insinuó que el autor de La Gioconda era homosexual.

En 1476, Da Vinci es acusado de sodomía. En ese tiempo la sodomía era la acusación homosexual por excelencia, en la que los varones practicaban sexo anal con otros varones. Según sus biógrafos, Leonardo fue a prisión junto con otros tres compañeros de la Escuela de Cione, así como con un joven conocido en Florencia por prostituirse.

Sin embargo, Da Vinci fue absuelto por falta de pruebas. Lo cierto es que el tribunal florentino que estuvo a cargo del caso del artista, no confió demasiado en las pruebas a su favor. Su responsabilidad era velar por la moralidad de la ciudadanía florentina. Su misión consistía en reprimir cualquier muestra de homosexualidad masculina.

El tribunal que detuvo y hostigó a Da Vinci toda su vida se caracterizaba por estar conformado por hombres heteronormados, casados y mayores de 40 años. Lo más interesante es que su nombre, Ufficiali di Notte (Oficiales de la noche), es en alusión a la misma sodomía.

Pro ser ilegal, esta práctica se llevaba a cabo en la noche; de ahí que las acciones del tribunal estuvieran estrechamente vinculadas con la práctica homosexual. Entre los castigos las penas no eran tan escandalosas o crueles como sucedía en otros tribunales, donde castraban o incluso enviaban a la hoguera a los varones homosexuales. El tribunal castigaba a sus acusados únicamente con una multa económica o moral que se reducía a un tiempo determinado de llevar la etiqueta de sodomita ante la sociedad.

Lo cierto es que Leonardo Da Vinci siempre estuvo en la mira de las autoridades morales de la Florencia renacentista. Muchos de los testimonios de esa época que dieron fe de la vida del pintor, aseguran que le gustaba salir a pasear con trajes de colores brillantes y ropa en general que no obedecía a la heteronorma de esos años.

Según sus biógrafos, Leonardo Da Vinci quedó traumatizado por su detención bajo el poder del Tribunal de la noche. Se dice que las relaciones que sostenía el pintor florentino eran con chicos jóvenes que conocía en sus clases. Lo cierto es que mucho de esto pertenece a los rumores alrededor de un genio como Da Vinci.

Deja un comentario