Compartir

Lo que los pasivos odian de los activos

La verdad hay muchos gays que son bastante egoístas y desconsiderados al momento de tener sexo. Hoy hablaremos de los activos que no son tan buenos activos como a veces se creen. ¿Porqué?

Son activos muy pasivos
El ser activo no implica ser superior y simplemente tumbarse para dejar que el pasivo lo haga todo. Lo mismo se aplica al contrario. Aunque estés cansado muestra un poco de interés y muévete, menea tus caderas y marca el ritmo.

No estimulan el ano
Algunos activos solamente quieren ir al grano: llegar, meter, descargar y adiós, pero un buen activo tiene que jugar con el culo del pasivo para ayudarle en el proceso de la dilatación, además de darle placer.

Se vienen y se van
Es el colmo del egoísmo que el activo se venga y se largue, los pasivos también quieren venirse, no solo que los penetren hasta que el activo se venga en su interior.

No mantienen la erección
Todos pueden tener un mal día, pero si te consideras tan activo, por lo menos deberías ser capaz de mantener la erección y no hacerle perder el tiempo al pasivo. Si el alcohol o las drogas perjudican la dureza de tu pene, no las consumas. Si tienes problema de erección consulta a un especialista.

No se depilan
Puedes ser un activo muy macho, muy masculino, pero al menos tienes que recortarte el vello púbico. No hablamos de una depilación completa, pero sí al menos un mínimo cuidado del vello en determinadas zonas. A los pasivos no les gusta que el pene esté escondido entre una maraña de pelos rizos. Y no hablemos de la incomodidad de tener que estar quitándose pelos de la boca y de la lengua al practicar sexo oral.

No se coordinan bien
Para satisfacer a un pasivo tienes que acoplarte a su ritmo y a su velocidad. Se trata de trabajar en equipo para que los dos puedan llegar al orgasmo y disfrutar al máximo. Que el pasivo tenga que pedirte en más de una ocasión “dame más fuerte” o “ve más despacio” significa que algo estás haciendo mal.

No besan
¿Es necesario explicar este punto?

Te tratan en femenino
Respetamos que existan pasivos a los que les gusta que les traten en femenino o a los que les excita que se refieran a su ano como una vagina, pero por ser pasivo no dejas de ser hombre.

No son amables y educados
Sé un caballero, que no por ello serás menos hombre, ofrécele un baño después de tener sexo, déjale una toalla y trátalo bien si quieres que repita.

No hablan
Lo de no besar nos parece una locura, ¿pero lo de no hablar? Hay activos que no quieren hablar ni media palabra con el pasivo y simplemente le consideran una herramienta para satisfacerse sus deseos.

Deja un comentario