Estilo de Vida

Lo que nunca debe decirle un daddy a su baby

Las relaciones daddy-baby cada vez son más comunes, sobre todo gracias a la apertura de mente que tienen los millenials y la generación Z, lo que ha permitido que un chavo de 20 sea novio de uno de 40.

Sin embargo, a pesar de lo abierto que sea uno de mente, hay diferencias que simplemente no se pueden borrar y que si no son manejadas con la sutileza que requieren, puede provocar un sin fin de problemas.

Aquí te daremos una lista de las cosas que si eres un “daddy“, jamás debes decirle a tu “baby“.

Eres demasiado joven para entender
No hay nada peor que desacreditar el argumento de alguien basándose en su mera existencia, y aunque no dominen el tema de Cyndi Lauper vs. Madonna, bien dominan el de Taylor Swift vs. el mundo, y eso hace que todos puedan aprender algo nuevo.

¿No estás demasiado joven para este bar?
El ageism reverso también existe, así que no seas un pesado que quiera que los niños desaparezcan, quizá le gusta la compañía de hombres mayores, o quizá no le agradan los bares para gente de su edad. Sé incluyente e invítalo a la fiesta, quizá hasta aprendas algo.

Tu generación la tuvo más fácil
Y esto lo sabes, ¿porqué? A pesar de que es cierto que los derechos humanos han evolucionado y la gente ya no muere de SIDA, tener 20, nunca ha sido fácil, ahora imagínalo en el mundo actual. El ciber bullying, la desconexión que generan las redes sociales y otros elementos son claramente un indicativo que hay muchas dificultades que enfrentar.

No me gustan los pollitos
Es perfectamente entendible que no te sientas atraído por hombres tan jóvenes, pero el ser educado no está peleado con ello, pasa igual con los que dicen que no salen con “abuelos“, es tan fácil rechazar con base a la generación, que lo mejor sería simplemente dar las gracias, decir que no hay química y punto.

Me urge cogerte
Hablando de generalidades, quizá busques cogerte a un jovencito, asumiendo por su edad que es pasivo, sin embargo, uno nunca sabe, quizá la cosa resulte completamente al revés.

En mis tiempos…
Primero que nada, decir algo así te hace ver viejo, es clásico que cuando alguien dice algo así, inmediatamente después vendrá una lección de como las cosas antes eran mejores, aunque no necesariamente sea así.

Todos mis amigos murieron de SIDA, así que no debes nunca quejarte de nada
La epidemia del VIH/SIDA estará por siempre en nuestra historia y nuestra consciencia, pero también hay que darse cuenta que aún existe, y aún se corre el riesgo de morir, y a pesar de que haya PrEP, muchos hombres jóvenes aún batallan para definir como vivir su sexualidad.

Y por último, si queremos sentirnos superiores por haber nacido en otra época, recordemos que nosotros no nacimos con aviones estrellándose en los edificios, con tiroteos multitudinarios casi todas las semanas, ni con el autoritarismo en lugar de la democracia. Cada generación, tendrá que librar sus propias batallas.

Deja un comentario