Compartir

Los detalles de la “bomba gay” para provocar la homosexualidad en la guerra

Parece una broma o un artículo de El Mundo Today, pero es una realidad que quedó registrada en la historia de los Estados Unidos.

El proyecto de la bomba gay lo presentaron en el año 1994 desde el Laboratorio de la Fuerza Aérea de Wright Patterson, en el estado de Ohio. Con un presupuesto de 7,4 millones de dólares destinados a tal efecto, estaban intentando fabricar una bomba gay. ¿Qué haría esta bomba? Hacer que en el campo de batalla el enemigo se volviera homosexual como por arte de magia, para que así reducir la moral y la disciplina de las tropas enemigas. ¿Se puede ser más homófobo al pensar que se puede crear un arma que vuelva al enemigo gay, identificando gay como más débil y menos disciplinado?

Fue una década después cuando este proyecto maldito salió a la luz, gracias a un documento secreto filtrado en el año 2005. Y en 2007 fue cuando decidieron que la bomba gay se merecía un premio. El Pentágono confirmó que esta propuesta era real, pero se defendió diciendo que nunca alentaron este concepto ni ofrecieron financiación al mismo. Ya, claro…

Deja un comentario