Compartir

Los diez problemas que tienen los gays con culos grandes

Si tienes un culo grande entenderás que lo que muchos consideran una gran suerte para ti puede llegar a ser una maldición. Estos son los 10 problemas que tienen los gays con culos grandes.

Encontrar ropa adecuada puede ser una odisea
Le pasaba lo mismo a los poseedores de penes grandes. Ir de comprar y tratar de encontrar unos vaqueros de tu talla que cierren y guarden ese enorme trasero es casi tarea imposible. Y si nos ponemos a buscar ropa interior pasará tres cuartos de lo mismo.

Todos los gays asumen que eres pasivo
Si tiene el culo grande será que es pasivo. Es lo que los gays dan por hecho al ver a un tío con un culo respingón y grande. Y ese prejuicio no siempre se cumple.

Te preguntan qué ejercicios haces
Quizás tu gran culo te lo ha dado la naturaleza, pero muchos darán por hecho que estás horas y horas en el gimnasio haciendo sentadillas para desarrollarlo.

Te lo tocan constantemente
Es como si llevaras una señal que invitara a todo el mundo a tocarte el culo, a darle un azote, a agarrártelo… y probablemente no te apetezca que te manoseen a todas horas.

Entrar al cine
Más te vale que llegues de los primeros a tu butaca, porque si toda la fila tiene que levantarse para dejarte pasar… a ver cómo lo haces con ese enorme culazo.

Te reconocen por detrás
Hay culazos que son más reconocibles que algunas caras.

El sexo puede ser desafiante si eres pasivo
Un activo ve un culazo así y se vuelve loco, pero a veces un culo muy grande puede ofrecer complicaciones al activo para realizar una penetración profunda.

Y también lo será si eres activo
El pasivo se sentirá amenazado al ver que el activo tiene un culazo mucho mayor que el suyo.

Te hacen más caso por detrás que por delante
No importa que estés muy bien dotado y tengas un pene de tamaño considerable, porque tu culo siempre se llevará toda la atención.

Moverte en discotecas gays
Inténtalo sin molestar a nadie y que sin nadie te meta mano. ¡Y ni se te ocurra hacer twerking!

Deja un comentario