Deportes

Marc Fortuny es el último deportista en confesar su homosexualidad

«No pude dar el máximo por no aceptar que soy gay». Esta confesión del judoca Marc Fortuny esconde mucho más que la última salida del armario de un deportistas de élite. Detrás de ella se entrevee lo complicado que es, para alguien que se dedica a la práctica deportiva, confesar públicamente la homosexualidad.

«Tuve que salir del deporte de élite porque no terminaba de estar bien, y necesitaba un parón para reflexionar y dar un paso adelante en el ámbito más personal», añade, antes de revelar que, al ser el judo una disciplina de contacto donde hay invasión en el terreno del otro, se sentía violento.

Antes que Marc, otros tuvieron el valor de dar el paso, aún a sabiendas de que podía haber rechazo en el sector -y entre los seguidores-. Durante mucho tiempo, Liam Davis fue el único futbolista de la Premier League que reconoció, abiertamente, ser gay. Y uno de los casos más recientes, fue el del waterpolista español Víctor Gutiérrez. «Hablo como deportista gay», dijo en mayo de 2016.

Deja un comentario