Compartir

Nueve consejos de vida para chicos gays en sus veintes

¡Oh! La época de los 20 años, uno de los períodos más inspiradores, despreocupados e increíbles en la vida de todos sin importar la orientación sexual. Es mucho lo que se ha escrito aconsejando a chicos y chicas heterosexuales sobre cómo aprovechar esta etapa de la vida, pero, ¿Qué hay de la comunidad gay?.

En este artículo, vamos a proporcionarte 10 consejos de vida para aprovechar al máximo tus veintes.

1. Diviértete ¡Montones!
Estamos hablando de tus veintes. Debes divertirte. Ve a festivales, conciertos, disfruta con amigos y haz todas las cosas que te llenen de grandes momentos. No pienses demasiado y no intentes madurar antes de lo que debes hacerlo. Tendrás tiempo para pensar en el trabajo, la carrera, el dinero, después.

¡Se divertido, tonto, inmaduro ahora que realmente tienes el tiempo y la energía!

2. Sí. ¡Ten mucho sexo también!
Tu líbido probablemente sea más alto que una torre. Miras a un chico caliente e instantáneamente piensas en tener sexo con él. La gente te mira y coqueteas tanto que, a veces, incluso no sabes ni por quien decidirte.

¡Ve a buscar a ese tipo que te gusta! Ser sexualmente activo no es un pecado. ¡No lo demonices y no permitas que nadie te haga sentir mal por tu líbido!

3. Rompe tu corazón
Te vas a enamorar, profunda e incondicionalmente… Y lo más probable es que te rompan el corazón con tanta fuerza, que sientas que el fin del mundo está tan cerca que puedes saborearlo. Permite que esta sensación evolucione. Abraza el vacío y déjate llevar más profundamente a la tristeza. ¡Es tu primer corazón roto después de todo! El uno de los muchos que te van a romper, pero que sin duda te hará más fuerte.

Más adelante en el futuro, cuando hayas superado toda esta experiencia, lo pensarás de una manera positiva y agridulce. Rompe tu corazón ahora que eres lo suficientemente joven como para repararlo desde cero.

4. No tengas miedo de ser tú mismo.
Cuando somos tan jóvenes, todos tendemos a copiar de alguna manera a las personas que nos rodean. A los veinte años, obtienes tantas ideas y estímulos diferentes de muchas personas que alteran tu personalidad, que aún se está formando. Sin embargo, debes ser honesto contigo y tener la resistencia para mantenerte fiel a lo que eres.

Por supuesto, vas a cambiar con el tiempo, pero tu corpus principal debe permanecer fiel a lo que sientes. La gente llega y se va, dejando marcas en tu piel. Asegúrate de que estas marcas no te arrastren demasiado.

¡Siéntete cómodo con tu propia piel y no permitas que otros te digan cómo actuar, caminar, hablar o vivir!

5. No tengas miedo del VIH. Solo sé inteligente.
Cuando salgas, algunas personas te van a asustar. Definitivamente traerán el VIH a la mesa porque, seamos honestos, muchos han asociado el virus con la comunidad gay. No dejes que te asusten.

Usa condones, aprende más y más sobre protección y se inteligente. ¡Ya no son los 80, muchachos! Por favor.

6 ¡No hay tal cosa como demasiado gay!
La gente tratará de defraudarte y te dirá que un hábito, un movimiento o la forma en que interactúas con otros podría ser “demasiado gay”, “demasiado femenino”, “demasiado alegre”. Bueno, déjame decirte algo. No hay tal cosa como demasiado gay. Nada es “demasiado gay” cuando realmente te sientes bien contigo mismo.

Las personas están programadas para juzgar, hablar, criticar y, a veces, ser malas unas con otras. Déjalos ser. No tiene que preocuparse por lo que dicen. Acepta el hecho de que a algunas personas no les gustarás o que quizás no se sientan cómodas con el hecho de que eres gay.

¿Y qué?. Si quieres ser “demasiado gay”, ¡hazlo! Es tu vida. ¡Nunca lo olvides!

7. Olvídate de los estereotipos.
No. No tienes que tener un abdomen marcado. No. No tienes que estar a la moda. No. No es necesario que te guste Britney Spears. Lo único que tienes que hacer es ser tú mismo. Los estereotipos de la comunidad gay son solo estereotipos creados por los medios.

Hay muchas personas homosexuales que no sienten que la “forma de vida gay” es la forma en que quieren vivir su vida. Pero seamos honestos. No existe la “forma de vida gay”.

Si quieres, haz ejercicio, escucha el tipo de música que más te atraiga, ve a los bares que realmente te gustan. La mejor manera de vivir una gran vida es vivir la vida que deseas.

8. Apoya los derechos LGBT todo lo que puedas.
Tenemos derechos. Y todos los derechos que tenemos hoy son por los que lucharon las personas LGBT en el pasado. Necesitamos asegurar un futuro mejor para las próximas generaciones. Puede que no estés en el activismo (y eso está totalmente bien), pero esto no significa que nuestra comunidad no te necesite.

No tienes que ser un miembro hiperactivo de las organizaciones activistas, pero te garantizamos que la primera vez que contribuyas a una causa mayor, sentirás tanta gratitud que querrás hacer más. Solo pruébalo y, ¿Quién sabe? ¡Quizás te guste!

9. ¡Haz amigos!
En tus veintes, te conoces con tantas personas que, finalmente, pierdes la cuenta. ¡Siento ser el portador de malas noticias, pero no todos ellos serán tus amigos por el resto de tu vida! Honestamente. A medida que comienzas a madurar, cada vez menos gente se quedará contigo.

¡Pero esto no significa que no deberías seguir saliendo! Hazlo. Conoce gente nueva. Dales un par de oportunidades para entrar en tu vida y, ¿quién sabe? Puede que te encuentres con el próximo ‘mejor amigo’ que estará allí para ti por las próximas tres décadas.

 

Deja un comentario