Compartir

Pene flácido: cómo tener sexo gay si no se le levanta

Flaco, flojo, sin consistencia. Asi define el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la palabra “flácido”, un adjetivo que tenemos siempre asociado al miembro viril con una connotación un tanto negativa. Hablemos sobre qué hacer con un pene flácido: cómo tener sexo gay si no se le levanta.

El pene suele encontrarse en dos estados: flácido, es decir, en estado de reposo, o erecto, cuando la sangre llega hasta nuestro miembro y el pene aumenta de tamaño, se endurece y se levanta. Esto se produce en el caso de los miembros de sangre, que son los que experimentan un notable cambio de tamaño entre el estado flácido y el estado de erección, en contraposición a los miembros de carne, que mantienen más o menos el mismo tamaño en los dos estados. Entre el pene flácido y el pene erecto también deberíamos hablar de un estado intermedio, que común y vulgarmente se conoce como “tenerla morcillona”, un estado de semierección. Pero hoy vamos a centrarnos en los penes flácidos y el sexo gay.

Un pene flácido gusta a casi cualquier gay, ya sea por el morbo de ver la anatomía de un hombres desnudos, porque estamos hartos de verlos en el arte clásico (las estatuas de los griegos y los romanos no mostraban penes erectos, una pena) o por esa sorpresa que se producirá cuando el pene de ser flácido. Claro que en ciertas ocasiones el problema puede encontrarse en que el pene flácido no cambia de estado y eso puede complicar las relaciones sexuales si tu único objetivo era “jugar” con un pene erecto y probarlo en distintas posturas y prácticas. Todos nos hemos topado con esta situación alguna vez, cuando intentas levantar un pene que parece que no hay manera de levantar por muchos preliminares e imaginación que le eches. Incluso cuando practicas una felación a un pene flácido esperas que se convierta en un pene erecto en cuestión de segundos, pero a veces el cuerpo humano es traicionero y no hay manera de cambiar la situación.

Deja un comentario