Europa

Polonia: Campaña a favor de las personas LGTB apoyada por medios catolicos

Una campaña desarrollada en Polonia y que llama al encuentro entre personas LGTB y la Iglesia católica ha recibido precisamente el apoyo de varios medios de comunicación católicos. Esa misma campaña, sin embargo, ha suscitado un notable malestar en la jerarquía. No obstante, los medios que la han apadrinado han mantenido su apuesta, un signo mínimamente alentador en un país con una potente deriva conservadora.

A principios del mes de septiembre, diferentes grupos LGTB polacos lanzaron una campaña en todo el país bajo el lema “Démonos un signo de paz” (“Przekażmy sobie znak pokoju”). Entre los colectivos promotores se encuentra, de forma destacada, la organización LGTB cristiana “Fe y Arco Iris” (“Wiara i Tęcza”). La campaña, además, recibió el apoyo expreso de varios medios de comunicación católicos: Wiez, Znak y Tygodnik Powszechny.

Dicha campaña, aún visible en internet, incluía la exhibición de carteles con la imagen de dos manos entrelazadas, en clara alusión al gesto de darse la paz en la misa. Una de las manos tiene una pulsera arco iris y otra un rosario, con el texto que da título a la campaña por encima. Además, en la página web es posible acceder al testimonio en vídeo de varias personas LGTB cristianas. Está por ejemplo Misha Cherniak, uno de los organizadores, de quien ya hablamos en esta página a propósito del “refugio del peregrino LGTB” organizado en las Jornadas Mundiales de la Juventud en Cracovia. Encontramos también otros miembros de Fe y Arco Iris o un padre y su hijo LGTB. Hay también testimonios de diversos profesionales y, muy singularmente, de medios de comunicación católicos que apoyan la campaña.

Por otra parte, en el contexto de la campaña, se han planeado encuentros directos entre personas LGTB y otros fieles católicos. Dichos encuentros han recibido a su vez el apoyo de un grupo de padres con hijos LGTB, quienes han elevado al papa Francisco una petición para que cese el odio contra sus hijos.

Deja un comentario