Compartir

Posiciones sexuales gays para disfrutar sin despertar a tus padres

Sólo porque tengas un compañero de habitación no significa que no puedas divertirte, aunque es claro que a todos nos gusta hacer mucho ruido a la hora de tener intimidad con otro chico. Sin embargo, no todo el mundo puede darse el lujo de llamar la atención, como aquellos de nosotros que tenemos compañeros de cuarto. Hoy tenemos recomendaciones de posiciones sexuales para hacer el “acto” con la pareja, mientras el compañero de habitación sigue su siesta.

La buena noticia es que mantener las cosas en silencio no significa que tengas que dejar de lado la diversión. De hecho, mantener las cosas en silencio podría incluso mejorar la experiencia.

“Los estudios muestran, en esencia, que el mejor sexo es aquel que se basa en la conexión entre las personas involucradas”, dice el entrenador sexual de Los Ángeles, Henry Jones, por lo que gritar o llamar en exceso la atención puede romper la conexión con alguien.

l contacto visual, la respiración concentrada y el toque sensual son elementos esenciales de la intimidad; y ninguno de ellos requiere que hagamos mucho ruido. Aquí hay cinco posiciones de sexo gay para ayudar a marcar la diversión y mantener el volumen bajo cuando tienes un compañero de cuarto.

1. Misionero:

El misionero puede ser una forma maravillosa de hacerlo sin hacer mucho ruido, siempre y cuando te asegures de reducir la velocidad. Intente hacerlo despacio en lugar de empujar con frenesí. De esta manera, evitas la “bofetada” distintiva que se escucha cuando estás con tu chico. Y a pesar de que a veces tiene mala reputación, el misionero también ofrece un beneficio adicional pues, según Jones “Cuando se agrega un movimiento corporal cerrado al coito, a menudo se obtiene más estimulación anal”.

2. La cucharita:

¿Eres fanático de la cuchara gay? Si la respuesta es sí, no estarías solo. Muchos chicos disfrutan de hacerlo abrazados. La cucharita a veces es conocida como la reina de las “posiciones de sexo de los domingos de pereza”, el cucharear es ideal para el sexo en el lado más tranquilo. Haz que tu hombre se acueste de su lado. Ponte ‘duro’ y luego acurrúcalo desde atrás. A continuación, puedes penetrarlo sin mucho empuje de una manera muy afectuosa y estimulante.

3. Párate y entra:

Una de las causas más comunes de sexo ruidoso es una cama chirriante. Si buscas mantenerte callado, piensa en hacerlo con tu chico por fuera de las sábanas. Haz que tu hombre coloque sus palmas contra la pared. Puedes penetrarlo por detrás o agacharte empezar con caricias en la zona baja. Si tu hombre no puede evitar gemir, ofrécele un par de calcetines limpios para meterlos en su boca.

4. Sentadillas de piso

El nombre de esta postura ya te da una idea de los sexy y exigente de esta opción. Para empezarla, el activo debe ponerse de cuclillas en el suelo mientras el pasivo se sienta sobre su miembro… Y luego comienza a rebotar. Si tu hombre está bien dotado, considera usar un lubricante anestésico anal para aliviar el dolor. Esto puede ayudar a reducir los gritos; algo que no quieres hacer con un compañero de cuarto.

5. El clásico 69

Estamos 99% seguros de que sabes de qué se trata esta posición porque ha existido desde siempre. El “69” es donde dos personas se alinean para que la boca de cada persona se encuentre cerca de los genitales del otro, y cada una de ellas realice simultáneamente el sexo oral en el otro. Cuando piensas en esto, es obvio ver por qué el nombre del juego es silencioso: las bocas de ambas personas están ocupadas.

Deja un comentario