Compartir

Problemas de erección en hombres jóvenes

En muchos aspectos la calidad de vida ha empeorado: el estrés o la contaminación nos afectan a diario y, aunque en el momento no nos demos cuenta, acaba siendo un lastre que nos llevamos a nuestra vida privada.

En el ámbito sexual son cada vez más los hombres jóvenes que sufren disfunciones eréctiles, pero también hemos de romper el tabú: es algo normal y tiene solución, por eso es importante darle voz a este tema y evitar el silencio.Vergas N 0092

Sigue una buena alimentación
Comer bien significa estar mejor de salud, hay productos que deberían ayudarte más rápidamente en esos aspectos, como son el aguacate, el espárrago, frutas como las fresas, naranjas o plátano.

Evita el estrés
Detente un momento y piensa en todo lo que estás haciendo. Valora lo que realmente es prioritario y urgente y seguro que te das cuenta que no son tantas cosas. Cada cosa a su momento, sin prisa y sin estrés.

Lleva un estilo de vida activo
Haz deporte, diviértete y pásalo bien. Esto te ayudará también a reducir el estrés.

Cuida tu salud
Cuidar tu salud no es solo alimentarse sino también hidratarse correctamente. Normalmente se suele recomendar beber unos 8 vasos de agua al día. Pero cuando se trata de disfunción eréctil, recomiendan añadir unos pocos vasos más a esa lista. Así que si bebes entre 10 y 12 vasos de agua al día lo que harás será aumentar el líquido seminal en tu cuerpo.image043

No fumes ni te excedas con el alcohol
Siempre se ha dicho que el tabaco está relacionado con muchos casos de disfunción eréctil. Al final del día, se trata de un elemento tóxico que metemos en nuestro cuerpo y no sabemos bien cómo va a reaccionar. Dejar el tabaco nos pondrá eventualmente de mejor humor, ahorra dinero y es saludable. Y el alcohol, repártelo bien. Ir borracho a la cama es sinónimo de problemas de erección.

No te deprimas si te sucede
La depresión no tiene que ser el resultado de una disfunción eréctil. Piensa en todas las soluciones, que seguro que son muchas, y ponlas a prueba.

Visita al especialista
Y, por supuesto, visita a un especialista. Cuéntale tu historia y analicen juntos cuál es la mejor solución para tu caso.

Deja un comentario