Amor LGTB

¿Pueden dos hombres amarse realmente?

Todos los seres humanos vivimos en un mundo completamente distinto, por ello, solemos ver las cosas desde distintos puntos de vista, incluido los sentimientos.

La palabra “amor” puede enfrascar en sí misma distintos sentimientos según cada persona. Por eso para lo que algunos es amor, para otro simplemente puede ser un capricho o un pasatiempo. Incluso, el amor puede tener muchos más significados desde el punto de vista de cada ser de la tierra, cuando se trata entre dos personas del mismo sexo.

Lo que para un hombre occidental de mente abierta puede tratarse como amor verdadero por otro hombre, para un musulmán radical puede tratarse simplemente de una ofensa o perversión, por lo tanto, queremos saber si en realidad se puede un hombre enamorar de otro hombre. Para eso nos vamos a remitir primero a estudios que confirman que la homosexualidad no es una enfermedad.

Partiendo de ese punto podemos decir que a principios de la década de los 90’s investigadores concluyeron que la homosexualidad no se trata de un trastorno o una patología como muchas personas hoy la siguen viendo. Para ese momento llegaron a la conclusión de que la homosexualidad es más común en hermanos y parientes de una misma línea materna, la cual es causa de un factor genético.

Con base a ello, un estudio identificó diferencias físicas en los cerebros de personas heterosexuales y homosexuales, identificando una variedad de conductas en ellos. En general se pudo distinguir alelos o, grupos de genes, los cuales codifican la orientación homosexual y pueden tener en ocasiones un beneficio reproductivo, que compensaría a los gays y aseguraría la continuación de la característica, ya que los heterosexuales pasarían el gen. Reafirmando que la sexualidad humana es un factor netamente genético. De esta forma se puede concluir que una persona es homosexual por nacimiento y no por la educación recibida en el lecho familiar.

De allí podemos partí a que el amor, por ser un sentimiento establecido en los seres este puede presentarse de forma paralela a los deseos de cada persona. Es decir, una persona puede sentir amor por otra siguiendo los patrones que dictaminan su ser. Por ello, el amor simplemente es amor y este se representa según el modo de ser de cada individuo.

Pero, se debe tener en cuenta que todo tiene que ver con el sentimiento y no el placer o el deseo sexual. Una persona homosexual es quien siente atracción y se enamora de otra persona de su mismo sexo, pero ello ser homosexual tiene más que ver con lo afectivo que con el deseo. De allí que un gay quiera tener sexo con otra homosexual, porque todo nace del corazón.

Deja un comentario