Compartir

Rusia: Tienda cuelga un cartel diciendo “Prohibida la entrada de homosexuales”

En la ciudad rusa de San Petersburgo acaba de abrir la primera tienda de El pan y la sal, un supermercado de productos ecológicos que pretende expandirse con al menos 15 locales más y una cafetería. Hasta aquí todo perfecto, muy hipster y muy cuqui. El problema es que es también una tienda que prohíbe expresamente la entrada a homosexuales.

German Sterligov, es un multimillonario ruso que posee una cadena de tiendas de comida orgánica por toda Rusia. Su decisión ha sido una de las más bruscas y asquerosas de la historia: ha decidido colgar un cartel de todas sus tiendas con una frase muy directa: “Prohibida la entrada de homosexuales”.

El argumento del millonario viene acorde a sus capacidades mentales: “Nuestro planeta está lleno de mierda y de personas enfermas”. Y cuanto más se explica, más entendemos que el enfermo es él, enfermo por la religión y por el odio. Ya sabes, esa gente que se escuda en la Biblia para poder odiar y agredir al que se lo pide. Igualitos que los que se escudan en el Corán, fíjate tú:

“En frente de nuestros ojos tenemos la experiencia de Sodoma y Gomorra, cuando Dios quemó esos pueblos”.

 

Deja un comentario