Compartir

Salir del closet es bueno para tu salud

Salir del clóset públicamente es bueno para el bienestar de la persona homosexual como lo asegura el equipo del doctor Robert-Paul Juster, del Centro de Estudios de Estrés Humano del hospital Lafontaine, en Canadá.

Según lo investigado, los gays, Lesbianas y bisexuales que ya “salieron del armario” tienen menos niveles de cortisol y síntomas de ansiedad, depresión y agotamiento que las personas que aún mantienen sus preferencias sexuales en secreto, e incluso son menores que en los heterosexuales.

Como objetivo el estudio realizado por Juster buscaba determinar si el estigma, la discriminación y homofobia de la que son sujetos los homosexuales y lesbianas les llegar a afectar más que a los heterosexuales, comparándolos con aquellas personas que habían hecho pública su homosexualidad con los que no.

El doctor inició su investigación con la hipótesis de que los miembros de la comunidad homosexual presentaban mayores índices de estrés que los heterosexuales, descubriendo que solo aquellos que Vivian dentro del clóset presentaban un alto nivel de estrés, algo completamente contrario a aquellas personas que se declararon públicamente como gay.

Juster estudió el comportamiento y bienestar de 87 personas entre los 18 y 45 años de edad, de distintas orientaciones sexuales y concluyó que el hecho de declararse gay ante la familia, amigos y personas conocidas los hacía más saludables en todo aspecto. Incluso para su sorpresa, todos los homosexuales, lesbianas y bisexuales tenía un estado de salud mejor que los heterosexuales.

“Como grupo, los hombres homosexuales y bisexuales sufren menos estrés y menos problemas fisiológicos que los heterosexuales”.

“Cuando miramos a las personas que habían salido del clóset con los que no lo habían hecho, vimos que aquellos que eran abiertos con sus familiares y amigos, tenían menos ansiedad, depresión, agotamiento y menos niveles de cortisol”.

El cortisol es una hormona que se activa como respuesta al estrés. Cuando se libera en exceso, contribuye con el desgaste de múltiples sistemas biológicos.

Una de las conclusiones del grupo médico fija que salir del clóset debería ser una cuestión de salud pública, por lo tanto, los países deberían crear leyes igualitarias que protejan el bienestar de la comunidad homosexual. El especialista finaliza diciendo que salir del armario en una sociedad más abierta a la diversidad hace más saludables a los homosexuales.

Deja un comentario