Compartir

Ucrania: Nacionalistas de extrema derecha atacan evento Lgbt y queman la bandera del Orgullo

Un ataque homofóbico orquestado ha realizado un grupo de personas nacionalistas de extrema derecha en Ucrania, quienes atacaron un evento Lgbt, y no contentos con ello, tomaron una bandera símbolo de nuestra comunidad para encenderle fuego como acto de agresión.

La reunión en la capital del país, Kiev, fue organizada por activistas de derechos humanos de Amnistía Internacional como una forma de reunir a los miembros de la comunidad homosexual de toda esa región.

Este evento Lgbt había llamado la atención de los grupos de ultraderecha, quienes también organizaron una reunión titulada “La ofensiva contra los derechos Lgbti” como forma de censura. El espacio derechista estaba programado para llevarse a cabo la semana pasada, sin embargo, un grupo de más de 20 personas de extrema derecha llegaron a la conferencia Lgbt y comenzaron a amenazar a las personas con violencia en un intento de cancelar el evento.

Las amenazas e insultos homofóbicos fueron las “armas” con las que atacaron los de extrema derecha. Cinco agentes de policía presentes en el lugar decidieron no intervenir ni siquiera para proteger a los activistas Lgbt. Tiempo después, llego un pelotón de policías para controlar el ataque, siendo de esta forma la manera de cómo fueron protegidos los activistas mientras salían de recinto.

Denis Krivosheev, vicedirector de la Oficina Regional de Amnistía Internacional para Europa del Este y Asia Central, dijo:

“Dada la reiterada inacción de la policía ante dichos ataques, no sorprende que los miembros de los grupos ucranianos de extrema derecha aprovechen al máximo su impunidad, atacando repetidamente a individuos y grupos cuyas opiniones o identidad no están conformes a sus ideales”.

Terminó diciendo que las autoridades de Ucrania toleran esos incidentes, muchos de los cuales han sido violentos y han resultado herido, dejando al descubierto una indiferencia vergonzosa por el derecho a la libertad de expresión.

Deja un comentario