Compartir

Una de cada tres personas LGBT ha sufrido de intimidación o discriminación en su lugar de trabajo

Un estudio realizado por la organización británica del trabajo TUC a más de 5,000 personas LGBT con trabajo dio como resultado que más de un tercio ha sufrido de algún tipo de intimidación o discriminación en su área laboral debido a su orientación sexual.

Otro dato aún más triste es que para evitar la discriminación el 49% de las personas Gay evitan mencionar su orientación delante de sus compañeros de trabajo o sus jefes, es decir, en muchos casos tiene que regresar al closet, algo que simplemente es un lugar poco agradable.

Entre las practicas más comunes de intimidación y discriminación se encuentras las burlas hacia la orientación sexual y amenazar sobre relevar que son LGBT a jefes o compañeros de trabajo. Al final del día este estrés y mal ambiente laboral se traduce en menor productividad, en condiciones humillantes y en efectos dañinos en la salud mental.

Por supuesto esto también significa que muchas personas LGBT no pueden desarrollar todo su potencial en su lugar de trabajo, representando perdidas económicas para todos, lo cual nos recuerda la famosa frase que dice “tu homofobia le cuesta a la economía”.

¿Como se pueden solucionar estos problemas?, la respuesta sigue siendo la educación. Sin embargo, me permito citar el dialogo de la serie Gay ‘Queer As Folk’ y decir que “lo que más odia un homófobo es un homosexual exitoso”, así que sinceramente creo que la mejor manera de hacerle frente a esto es demostrar lo bueno que somos en lo que hacemos y, si es necesario, denunciar.

Deja un comentario