Compartir

USA: Ahoga a una trans en el rio y juez dice que no hay conducta criminal

El pasado 9 de abril apareció flotando en el río San Antonio de Texas el cadáver de Kenne McFadden, una mujer trans 26 años. En el mes de noviembre, se acusó de homicidio al joven Mark Daniel Lewis que reconoció haber empujado a la mujer tras besarse con ella haciéndola caer al agua y abandonándola allí.

Con estos ingredientes el caso no debería parecer complicado, pero resulta que McFadden se encontraba en libertad condicional por no haberse inscrito en el registro de delincuentes sexuales… y durante el proceso para revocar su libertad condicional, el juez del distrito dictaminó que “ha sido una tragedia terrible” pero que el crimen cometido no puede considerarse un “aumento de la conducta criminal” y que por lo tanto, no había violado su libertad condicional. Esta decisión imposibilita que McFadden sea juzgado por estos hechos.

Al escuchar el dictamen, la madre de Kenne tuvo que ser trasladada al hospital.

En el juicio se ha podido ver la grabación de un interrogatorio de un dective con el acusado en la cárcel de Bexar, donde se encontraba bajo custodia por otro caso. En dicha grabación se escucha a Lewis reconociendo lo sucedido y refiriéndose a la víctima en masculino: “No quise empujarlo, solo apartarlo” a la vez que admitió que se conocían con anterioriad ya que habían estado juntos en la cárcel.

La defensa declaró que la forma de defenderse del acusado fue razonable “dadas las circunstancias”.

Actualmente, diversos colectivos LGTB como el San Antonio Gender Association, Pride Center San Antonio y The Transgender Education Network of Texas se encuentran preparando movilizaciones para protestar contra la decisión del tribunal.

Deja un comentario