Compartir

USA: Condenado a pena de muerte por ser gay

Se trata del caso de Charles Rhines, un hombre gay que fue juzgado por asesinato en Dakota del Sur. La condena iba a ser cadena perpetua, pero parte de los miembros del jurado pensaban que esta condena era “algo que disfrutaría siendo un hombre gay”. El jurado pensaba que no debería poner pasar el resto de su vida rodeado de hombres en una prisión, diciendo cosas como que “si es gay, le estaríamos enviando a donde quiere ir”. Por tanto, el jurado acabó decidiendo que la cadena perpetua para un hombre gay es un regalo y una bendición, así que la condena más justa es matarle: pena de muerte en vez de cadena perpetua, todo por ser gay.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ya ha anunciado que no hará nada para corregir esta sentencia homófoba en Dakota y que pasa olímpicamente de escuchar las alegaciones del abogado del acusado.

Deja un comentario