Compartir

USA: Estudiante transexual gana un juicio de 800.000 dólares contra su escuela transfóbica

El chico en cuestión es transexual. Vive su vida como un chico y aunque no está operado por ser menor de edad (y porque no tiene la obligación), la escuela le prohibió usar el baño con el que se identifica. El colegio, además, llevó a cabo una política discriminatoria, obligando a los alumnos a llevar pulseras verdes brillantes que identificaran su género para que la seguridad del centro sepa si entra en el baño que le corresponde o no.

Al final, el chico ha ganado 800.000 dólares en daños y perjuicios y el colegio lo ha aceptado, aseguran, por motivos económicos, no porque crean en los derechos trans. Lo mejor del caso es que esto sentará un precedente en todo el país para todos aquellos chicos y chicas, hombres y mujeres trans que ven como se les prohíbe acudir al baño que les pertenece por derecho.

Deja un comentario