Compartir

USA: La Universidad de Texas elige a su primer representante gay

Bobby Brooks, de la universidad de Tezas A&M, ha sido elegido sin haber mentido, engañado o vendido su vida privada. Lamentablemente, los contrincantes quisieron utilizar su condición sexual como arma arrojadiza para humillarle y hacerle perder votos, pero lo único que hizo fue darle mucha más fuerza y terminar ganando las elecciones por sus propios méritos.

Esta noticia es especialmente buena porque nos da a entender que las nuevas generaciones, los chicos jóvenes y universitarios no valoran la sexualidad de una persona a la hora de ser elegidos para un cargo sino las propuestas que hace y cómo las hace. Y, por supuesto, no discriminan a sus compañeros por su orientación sexual.

Eso sí, la elección no ha podido evitar ser salpicada por las terribles acusaciones del republicano Rick Perry, que asegura que Brooks ha robado la elección y que merecía ganar el otro candidato, un hijo de un empresario que pagó parte de la campaña de Donald Trump. ¿No hace falta decir nada más, verdad?

 

Deja un comentario