Compartir

USA: Peluquero alega a su fe para negarse a cortarle el pelo a un transexual

El dueño de una barbería en California se ha negado a atender en su negocio a un soldado veterano transexual por motivos religiosos, al alegar que Dios no le permite arrebatar el glorioso don femenino de la melena. Como veis, los caminos del Señor son inescrutables y las excusas para justificar la discriminación también.

Al parecer, Kendall Oliver veterano de las fuerzas armadas estadounidenses que sirvió en Afganistán, había reservado cita para retocar su aspecto, cabello y barba, en la barbería de Richard Hernández. Sin embargo, en cuanto el soldado entró al establecimiento, Hernández alegó que “él no cortaba cabello de mujer” (sic). Al oír estas palabras, Oliver argumentó que él se identificaba como un hombre, a lo que el propietario insistió que le daba igual, porque él no cortaba el pelo a una mujer.

No sé si es más ridículo que obvie la transexualidad de su cliente, que discrimine por género, que se exponga a perder a un cliente o que alegue a motivos religiosos para no atenderle.
Tras el suceso, el soldado Kendall Oliver hizo público la noticia quejándose

No creo que alguien deba ejercer esa discriminación, no importa si se identifica como hombre, mujer o transgénero, una persona es una persona

Al hacerse público, el peluquero se defendió argumentando que tenía convicciones religiosas que le impedían cortar cabello de mujer, ya que las mujeres nunca deben cortarse el pelo. Las declaraciones son todo un poema:

La gente va en contra de lo que Dios ha creado. Es una vergüenza para un hombre tener el pelo largo, pero si una mujer tiene el pelo largo, es un don glorioso y yo no quiero ser el que le arrebate su gloria. Como miembro de la Iglesia de Dios, no puedo cortar el pelo de una mujer aunque ésta se identifique como un hombre

 

Deja un comentario