Compartir

USA: Se confirma que el asesino de la discoteca Pulse en Orlando, no era gay

Luego de meses de investigación, los agentes federales que cubrieron el caso de la masacre en la discoteca Pulse de la Florida, concluyeron que Omar Mateen, el asesino que entró disparando en el lugar, no era gay. Las autoridades realizaron un análisis exhaustivo del atacante en procura de entender las motivaciones que lo llevaron a cometer el crimen.

En un principio, se creyó que Mateen había disparado en una discoteca gay, porque él mismo no se aceptaba como gay y tenía un conflicto con su orientación sexual; pero hoy se sabe que Mateen escogió el lugar de la masacre una hora antes de perpetrar el ataque. Lo hizo de forma aleatoria y, muy seguramente, ni siquiera sabía que Pulse era una discoteca era gay.

En su computador personal, la policía encontró que Mateen había buscado en Google la frase “Discotecas del centro de Orlando”. Lo hizo una hora antes del ataque, y en el historial de búsquedas nunca aparecieron las palabras “Discoteca gay” o “LGBT Club” con lo cual se descarta que el ataque fuera dirigido a propósito contra nuestra comunidad.

Adicional a todo lo anterior, uno de los guardias de seguridad de la discoteca, dijo poco después de recuperarse en el hospital que Omar Mateen había llegado a la discoteca gritando “¡Dónde están las chicas!” en un intento de verse como un cliente entusiasmado por ir a bailar.

Debido a lo anterior, la policía del Estado de Florida, no incluyó la masacre en la discoteca Pulse en su lista de crímenes de odio. Así las cosas, este triste y lamentable suceso, quedará registrado en la historia como un crimen aleatorio que nunca estuvo dirigido a la comunidad gay en particular.

Deja un comentario