Compartir

Venezuela: Alertan del peligro que corre un activista gay en la cárcel

La vida del apresado activista opositor venezolano Rosmit Mantilla, elegido diputado suplente en las parlamentarias del pasado diciembre, correrá peligro si es trasladado a un penal de presos comunes, advirtió la oficina en Caracas de Amnistía Internacional (AI).

“El miembro de la oposición, activista por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans, y prisionero de conciencia Rosmit Mantilla está en riesgo de ser transferido a una cárcel de delincuentes comunes donde su integridad física podría estar comprometida”, dijo AI en un comunicado.

El traslado fue pedido por la Fiscalía tras una protesta esta semana de Mantilla y otros tres “presos de conciencia” en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, donde habrían dañado cámaras internas de seguridad.

“Un juez debe ahora aceptar o denegar el traslado” solicitado por la Fiscalía tras “un incidente ocurrido en el Sebin donde actualmente Mantilla se encuentra privado de libertad”, relató AI.

Mantilla, miembro del partido de oposición Voluntad Popular, se encuentra detenido desde el dos de mayo de 2014 por cargos relacionados con las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar ese mismo año. “Él es un prisionero de conciencia que no ha formulado ningún llamado a la violencia ni ha hecho uso de la misma, y los cargos de los que se le acusan carecen de evidencia sólida”, denuncian desde la ONG, que, añaden, “debe ser liberado inmediata e incondicionalmente”.

Deja un comentario